Economía

Aumenta el efectivo durante la Semana Mayor

Durante la Semana Santa, la preferencia por tener efectivo aumenta, tanto por los turistas como por los mexicanos que gozan de días de asueto, lo que se refleja en un alza en el agregado monetario M1, que comprende billetes y monedas en poder público y cuentas de cheques en monedas nacional y extranjera.
Clara Zepeda
02 abril 2015 7:49 Última actualización 02 abril 2015 7:49
Billetes y monedas mexicanos. (Arturo Monroy)

Peso mexicano

CIUDAD DE MÉXICO.- La celebración de la Semana Santa estimula el consumo, por ello, los agentes económicos en nuestro país prefieren tener liquidez.

Los turistas no son los únicos que consumen durante la Semana Mayor. Los mexicanos aprovechan sus días de descanso para reunirse con la familia, pasear por sus lugares de origen o salir de vacaciones, entre otros planes de recreación.

La preferencia de tener efectivo durante esta celebración se refleja en los datos de agregados monetarios de años anteriores en donde el M1, que incluye a los billetes y monedas en poder del público, así como a las cuentas de cheques en monedas nacional y extranjera, aumenta.

De acuerdo con datos de los agregados monetarios, el saldo de monedas y billetes pasó de 781.4 millones de pesos a 803.4 millones de pesos durante los días 22 y 27 de marzo de 2013, cuando la Semana Santa abarcó del 24 al 31 de marzo de ese año.

Mientras que en el 2014, la celebración abarcó del 13 al 20 de abril, pasó de 870.5 a 897.5 millones de pesos.

No obstante, el crédito empresarial se desaceleró con un crecimiento del 9 por ciento total el año anterior, contra el consumo que fue más dinámico durante 2014 y creció entre 15 y 20 por cientp.

Tan sólo en marzo de 2013, el saldo del financiamiento otorgado por la banca comercial, que incluye la cartera de crédito vigente y vencida, los títulos asociados a programas de reestructura y la tenencia de valores, se ubicó en tres mil 280 mil millones de pesos y presentó un crecimiento de sólo 0.5 por ciento.

Rubén Domínguez, analista económico de GACS, Asesores Financieros, explica que la Semana Santa es una de las épocas importantes en el año, en la que los mexicanos dedican recursos importantes a gastos por encima de lo normal, tales como consumo de bebidas y alimentos, especialmente pescado y pollo, por lo que se prevé un “comportamiento al alza”.

Nielsen, compañía global en información, reveló en un estudio reciente que arriba de 86 por ciento de las familias mexicanas gastan entre dos mil y hasta nueve mil pesos en Semana Santa.

Añadió que las ventas de retail crecen 20 por ciento durante las dos semanas que comprende el periodo vacacional de Semana Santa; mientras que el índice de ventas de los autoservicios en ciudades con playa aumenta 17.2 por ciento.