Economía

Auge de coches eléctricos en China impulsa demanda de aluminio

El incremento de coches eléctricos en China ha incrementado la demanda de aluminio, usado en las carrocerías; el metal registró un alza máxima en 17 meses la semana pasada, con lo que se muestra una recuperación en los metales industriales.
Blloomberg
21 octubre 2014 17:58 Última actualización 21 octubre 2014 17:58
Aluminio

El uso de aluminio para coches eléctricos se ha incrementado en países asiáticos, particularmente en China. (Bloomberg)

La campaña de China para producir coches eléctricos probablemente establezca un aumento de la demanda de aluminio mayor al previsto, según Novelis Inc., el mayor proveedor mundial de planchas de aluminio para los fabricantes de automóviles.

China, el mayor emisor de carbono del mundo, está imponiendo que al menos el 30 por ciento de los nuevos vehículos del gobierno estén alimentados por energía alternativa para el año 2016, en el último intento del gobierno para luchar contra la contaminación y reducir la dependencia energética.

El uso del aluminio en carrocerías de automóviles por parte de China, Japón y Corea del Sur, los principales países de Asia fabricantes de automóviles, es de alrededor de 50 mil toneladas métricas y se espera que crezca un 30 por ciento al año, por lo menos durante la próxima década, dijo Shashi Maudgal, presidente de Novelis Asia, en una entrevista en Changzhou.


"China tiene un objetivo muy agresivo para el uso de vehículos eléctricos", dijo Maudgal ayer. "Si este proyecto prospera, este 30 por ciento de aumento será mucho mayor".

Novelis está abriendo hoy su planta de paneles de carrocería, con una capacidad de 120 mil  toneladas al año, en la ciudad oriental china de Changzhou, a unos 180 kilómetros de Shanghái. La compañía con sede en Atlanta, Georgia, es una unidad de Hindalco Industries Ltd.

La planta cuenta con contratos de suministro o bien está en conversaciones avanzadas de suministro con los fabricantes de automóviles, incluyendo Chery Jaguar Land Rover Automotive Company Ltd. y SAIC Motor Corp. Ltd.

Los líderes chinos, encabezados por el primer ministro Li Keqiang, están intensificando una "guerra" contra la contaminación, después de que los niveles de contaminación alcanzaron niveles peligrosos en la capital del país el pasado invierno.


INDUSTRIA ESTRATÉGICA

El gobierno ha identificado los vehículos eléctricos como una industria estratégica donde puede ganar liderazgo mundial, reducir la dependencia energética y las emisiones, ya que se empeña en eliminar los coches contaminantes de la carretera.

"China puede sorprendernos alcanzando un crecimiento más rápido que ningún otro país", dijo Maudgal. "China probablemente tiene ventaja".

El aluminio tuvo un alza máxima en 17 meses la semana pasada, marcando una recuperación en los metales industriales, en medio de especulaciones de que los bancos centrales del mundo se preparan para implementar más medidas de estímulo para impulsar el crecimiento económico.

PROSPERANDO

"Si nos preguntamos por qué el uso de aluminio en carrocerías está prosperando ahora, es porque las preocupaciones ambientales se han vuelto muy importantes ahora, y se volverán más importante en el futuro", dijo Maudgal.

Los envíos de aluminio automotriz podrían subir a hasta 25 por ciento de las ventas totales en 2020, desde el actual 9 por ciento, o 3 millones de toneladas, ya que las nuevas normas de emisiones restringen el uso de acero, dijo el vicepresidente de Novelis, Debnarayan Bhattacharya, en agosto. La participación de las latas de bebidas, que son menos rentables, se reducirá a un 50 por ciento desde un 60 por ciento.

China en 2009 estableció el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta en un 45 por ciento, respecto al nivel de 2005, para el año 2020, adhiriéndose a la UE y los EE.UU. en los esfuerzos por conservar la energía. Mientras tanto, el país se prepara para superar a los EE.UU. en convertirse en el principal mercado para los vehículos de lujo para el año 2016, de acuerdo con McKinsey Co.