Economía

Oceanografía, con un tercio de deuda vencida

El retraso en al menos la tercera parte de sus deudas, así como
la falta de liquidez para cubrir el 80% de éstas, son algunos de los requerimientos para que la PGR  pidiera el concurso mercantil para Oceanografía, destacó Griselda Nieblas Aldana, directora
del Instituto Federal de Concursos Mercantiles (Ifecom).
Sergio Meana
13 abril 2014 22:14 Última actualización 14 abril 2014 5:0
Etiquetas
Oceanografía

Oceanografía, retrasada en el pago de sus deudas./(Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para que la Procuraduría General de la República (PGR) pidiera la solicitud de concurso mercantil para Oceanografía, es necesario que la empresa presentara un deterioro financiero donde al menos la tercera parte de sus deudas cuenten con un mes de atraso.

Otro de los supuestos necesarios para que la PGR pidiera esa figura es que en términos de liquidez, entendida como lo que tiene ahorrado más lo que espera recibir en los siguientes tres meses, sea insuficiente para pagar 80 por ciento de sus deudas vencidas, afirmó Griselda Nieblas Aldana, directora del Instituto Federal de Concursos Mercantiles (Ifecom) a EL FINANCIERO.

Explicó que para ir a concurso se necesita una pluralidad de acreedores o al menos dos.

“Aun cuando tiene dificultades financieras, no es cualquier deterioro, por ejemplo la tercera parte de sus deudas están vencidas desde hace un mes, la segunda es la liquidez, entendida como lo que tiene líquido ahorita o lo puedo recibir en los siguientes tres meses es insuficiente para pagar 80 por ciento de lo vencido”, dijo Nieblas Aldana.

La petición que fue presentada el jueves tiene tres días para ser aceptada o rechazada, que en este último caso se debería a alguna falla con los trámites como una firma o copia necesaria para el proceso.

“Se presenta en una oficialía de partes común, se turna a un juzgado tercero, solamente cuando ya la acuerda y siempre y cuando la admita a trámite, porque es posible que advierta un defecto o requiera un complemento, una aclaración, una copia, es posible que la rechace porque falta una firma por ejemplo, entonces hay casos así que admiten un rechazo”, indicó Nieblas Aldana.

El juez que recibirá el caso es Felipe Consuelo Soto, uno de los 13 jueces en materia civil del Distrito Federal, como publicó este diario.
Para escoger al juez quien llevó el proceso de Mexicana, se utilizó un programa que no requiere intervención humana, sino una serie de algoritmos que turnan el mismo número de casos de distintas índoles a los jueces correspondientes en un año.

“El programa hace un turno entre los jueces en materia civil en el DF que son 13, en función si es asunto civil, amparo, concurso, o juicio ejecutivo, de tal manera que en un año judicial todos los jueces tengan el mismo número de asuntos”, señaló.