Economía

Así son los medidores inteligentes que usará
la CFE

Los medidores tipo AMI (Advanced Metering Infraestructure) tienen capacidad de lectura, corte y reconexión remota desde
el sistema comercial de la CFE y ayudan tanto a mejorar hábitos de consumo como a evitar el desperdicio de energía.
Redacción
15 enero 2015 21:55 Última actualización 15 enero 2015 22:26
Medidor AMI

Medidor tipo AMI.(espanol.aeptexas.com)

CIUDAD DE MÉXICO.- El consorcio en el cual participa Siemens ganó la licitación para la cuarta fase del proyecto de Reducción de Pérdidas de Energía Eléctrica, el cual incluye la instalación de 250 mil medidores tipo AMI (Advanced Metering Infraestructure). Pero ¿en qué consiste y cómo funciona esta infraestructura?

El AMI consiste en un sistema de medición de energía bi-direccional con la capacidad de lectura, corte y reconexión remota desde el sistema comercial de la CFE y tiene como objetivo principal evitar el robo de energía eléctrica.

Esta infraestructura permite que cantidades sin precedentes de información se distribuyan al interior de la empresa proveedora del servicio eléctrico, esto con el objetivo de hacer sus operaciones más agiles y flexibles, con mayor conciencia ecológica y de respuesta a sus clientes.



Con estos dispositivos se puede medir, recolectar y analizar el uso de la energía e interactuar con los medidores inteligentes de electricidad, gas o agua y pueden gestionar toda la información recolectada. La infraestructura incluye el hardware, software, equipos de comunicación y pantallas con información de consumo para los usuarios.

Los medidores AMI registran el consumo en los hogares y ya no se requiere de la medición en el sitio de un encargado de la CFE, pues los propios habitantes pueden introducir una tarjeta electrónica para luego realizar el pago.

Estos aparatos realizan un balance comparativo de energía entre el transformador y la suma de los medidores y en caso de que no empaten, emiten una alarma a la empresa como detección de la pérdida o robo.

Los beneficios del sistema AMI son el acceso oportuno a la información de electricidad de la vivienda o local, lo que ayudará a mejorar los hábitos de consumo y contribuyen a la disminución en las tarifas del servicio al reducir los costos por conexión y desconexión.