Economía

Así debe ser el nuevo gobernador del Banxico, según Carstens

El gobernador saliente del Instituto Central bromeó diciendo que debe ser “más esbelto”, y luego en tono serio dio algunas características del perfil del puesto.
Redacción
01 diciembre 2016 14:10 Última actualización 01 diciembre 2016 14:16
Agustín Carstens, jefe del Banco de México

Agustín Carstens, jefe del Banco de México. (Eladio Ortiz)

Junta de Gobierno del Banco de México
La Junta está compuesta por un gobernador, Agustín Carstens y cuatro subgobernadores:
-Roberto del Cueto
-Javier Eduardo Guzmán
-Manuel Ramos Francia
-Manuel Sánchez
*Alejandro Díaz de León será nuevo subgobernador del Banco el 1 de enero de 2017 en sustitución de Manuel Sánchez, quien culmina su periodo

El saliente gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, habló en conferencia de las características que debiera tener su sucesor, luego de que deje el cargo el próximo julio.

“Que sea más esbelto. Eso sí les recomendaría”, dijo en principio en todo de broma Carstens, quien en octubre próximo asumirá como gerente del Banco Internacional de Pagos (BIS).

El gobernador indicó en tono serio que tiene que ser una persona con experiencia en materia financiera, y en asuntos de política económica, como lo marca la ley.

“Las personas que cumplan con los requisitos en ley, y yo diría que hay muchos en México, son más que apropiados para tener una posición dentro de la Junta de Gobierno”, explicó en conferencia de prensa, donde anunció su dimisión.

La Junta está compuesta por cinco miembros y tiene el mismo peso su voto en las juntas de política monetaria.

“Los miembros de la Junta tienen el perfil y dentro de ese universo y externo el señor presidente tendrá que identificar la mejor persona”, dijo Carstens.

Sobre alguna recomendación para su sucesor, el gobernador pidió que siga invirtiendo en el capital humano de la institución, ya que es “el principal activo que tiene el Banco”.

El gobernador del Banco Central dijo que se va con sentimientos encontrados, ya que le da alegría el nombramiento en el BIS, y tristeza por dejar el Banco de México.

“Me permite tomar con toda responsabilidad esta decisión el hecho de que el Banco de México es una institución muy bien formada, que dentro de su vida autónoma el Ejecutivo y el Legislativo lo han cuidado”.