Economía

Argentinos hacen su "guardadito" de dólares en sus casas

Los argentinos han solicitado comprar y llevarse a su casa 223 millones de dólares desde que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner abriera la compra de dólares el pasado 27 de enero.
Bloomberg
08 febrero 2014 19:0 Última actualización 09 febrero 2014 5:0
 [Según Banxico, los recursos por remesas sumaron 5 mil 881 millones de dólares / Bloomberg / Archivo] 

El gobierno estima que los argentinos tienen unos 160 mil mdd de fondos no declarados en el exterior o en sus casas. (Bloomberg / Archivo)

Jorge Lischetti presentó a las autoridades una solicitud para comprar dólares el día que Argentina flexibilizó los controles. Guardó los 300 dólares que se le permitió comprar en enero en su casa de Buenos Aires, e hizo lo mismo el primer día de febrero.

Argentinos como Lischetti, un asesor legal de 24 años, contribuyen a la caída de las reservas internacionales del país al negarse a depositar los dólares que compran en los bancos locales. Más de 12 años después de que Argentina restringiera los retiros de depósitos y convirtiera a pesos los ahorros en dólares en medio de una crisis económica que derivó en un impago de 95 mil millones de dólares, el 91 por ciento de quienes califican para la compra de moneda extranjera a la paridad oficial paga un recargo de 20 por ciento por conservar el efectivo.

“La historia argentina hace que la gente quiera tener su dinero fuera del banco”, dijo Lischetti en una entrevista en la capital.

Los argentinos han solicitado comprar y llevarse a su casa 223 millones de dólares desde que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner abriera la compra de dólares el 27 de enero, lo que ha exacerbado la caída de las reservas, que ya se encuentran en el nivel más bajo en siete años. La devaluación argentina de 19 por ciento del mes pasado y la flexibilización del control cambiario reflejan los intentos de Fernández por enfriar la operación del mercado negro, donde el peso es un 36 por ciento más barato que la paridad oficial.

Los rendimientos de los bonos del país y el costo de asegurar su deuda contra un impago están cerca del nivel más alto en cuatro meses debido a que se especula que Fernández no logrará frenar la hemorragia de dólares. Las reservas cayeron 1,100 millones de dólares desde que se flexibilizaron los controles, y la compra de dólares para ahorro representan el 20 por ciento de esa suma.

El 20% más rico

El organismo impositivo ha recibido 480,644 pedidos de compra de moneda extranjera desde que el gobierno permitió que los argentinos más prósperos compraran dólares para ahorro a la paridad oficial por primera vez en 18 meses. De ese total, 439,779 han optado por pagar un impuesto de 20 por ciento por llevarse los dólares en efectivo, según datos de Afip, el organismo impositivo.

“En un contexto de incertidumbre como este, los argentinos, que han vivido situaciones de hiperinflación y numerosas megadevaluaciones, quieren conservar sus dólares”, dijo Belén Olaiz, de la compañía de análisis abeceb.com, que tiene sede en Buenos Aires.


En la crisis financiera de 2001, Argentina congeló los depósitos para evitar una corrida bancaria, una medida apodada el “corralito”. A principios del año siguiente, el gobierno obligó a los bancos a convertir a pesos los depósitos con denominación en dólares, lo que redujo los ahorros a la cuarta parte de su valor.

El gobierno estima que los argentinos tienen unos 160 mil millones de dólares de fondos no declarados en el exterior o en sus casas. En un informe de 2006, la Reserva Federal de los Estados Unidos estimó que Argentina tenía por lo menos 50 mil millones de dólares en billetes estadounidenses, aproximadamente uno de cada nueve dólares en circulación en el exterior en ese momento.