Economía

Argentina negociará su deuda con acreedores de EU en 2016

La segunda semana de enero en Nueva York, el gobierno argentino de Mauricio Macri negociará su deuda de 10 mil millones de dólares con tenedores estadounidenses de bonos.
AP
21 diciembre 2015 18:56 Última actualización 21 diciembre 2015 18:56
[La caída del peso argentino de hoy es la mayor desde marzo de 2002, cuando el gobierno abandonó la  paridad de uno a uno con el dólar de EU. / Bloomberg / Archivo] 

La disputa sobre la deuda de Argentina surgió después de que el país sudamericano tuvo su peor crisis económica e incumplió el pago de 100 mil millones de dólares. (Archivo)

NUEVA YORK.- Argentina aceptó negociar en enero de 2016 con tenedores estadounidenses de bonos que buscan se les paguen 10 mil millones de dólares, informó un mediador designado por una corte.

La larga disputa jurídica ha aislado de los mercados crediticios globales a la nación sudamericana y a su desfalleciente economía.

Daniel Pollack, quien fue nombrado mediador el año pasado, dijo que las negociaciones para llegar a un arreglo iniciarán en la segunda semana de enero en la ciudad de Nueva York.

El anuncio fue efectuado después de que Pollack se reuniera con el secretario de Finanzas argentino, Luis Caputo, y con Mario Quintana, vicejefe de gabinete del país. El mediador también ha tenido reuniones con tenedores de bonos, entre quienes están representantes de fondos de cobertura de Estados Unidos.

La disputa sobre la deuda de Argentina surgió después de que el país sudamericano tuvo su peor crisis económica e incumplió el pago de 100 mil millones de dólares en deuda en 2001. La mayoría de los acreedores aceptaron en 2005 y 2010 un intercambio por bonos de menor valor. Pero fondos de cobertura estadounidenses, encabezados por NML Capital Ltd. del inversionista multimillonario Paul Singer, se negaron a aceptar, llevaron a Argentina a la corte y le ganaron.

La ex presidenta argentina Cristina Fernández se negó a negociar con los fondos de cobertura acreedores, a los que llamaba "fondos buitres".

Quienes no aceptaron el intercambio de bonos dedicaron más de una década a litigar por el pago completo en lugar de aceptarle a Argentina una reducción de la deuda. También enviaron abogados a varios países para tratar de obligar al gobierno en Buenos Aires a que pagara sus deudas vencidas, y consiguieron que una corte en Ghana decomisara temporalmente un barco argentino de capacitación naval. La amenaza de embargos obligó incluso a Fernández a dejar de utilizar el avión presidencial y en lugar de ello volar en jets privados.

Argentina está enfrentando una de las tasas de inflación más altas del mundo y reservas de divisas extranjeras peligrosamente bajas. El recién elegido presidente Mauricio Macri prometió implementar una serie de medidas de libre comercio para impulsar a la débil economía.

Además se comprometió a resolver la disputa con los acreedores, la cual ha ahuyentado a muchos posibles inversionistas, y a regresar a Argentina a los mercados crediticios internacionales.