Economía

Argentina fue “conejillo de indias” del FMI en la crisis, dice embajadora

Patricia Vaca Narvaja, embajadora de Argentina en México, afirmó que a diferencia de Grecia, en donde han intervenido otros actores económicos, el país sudamericano tuvo que hacer frente solo a la crisis económica que enfrentó en 2001, además de ser el experimento del FMI y de la comunidad financiera mundial.
Redacción
30 junio 2015 0:14 Última actualización 30 junio 2015 5:5
Argentina

Argentina fue conejillo de indias del FMI durante su crisis financiera, aseguró Patricia Vaca Narvaja. (Bloomberg)

Durante la crisis económica que afectó a Argentina durante 2001, producto del incumplimiento de deuda soberana, el país fue un “conejillo de indias” tanto del Fondo Monetario Internacional (FMI), como de la comunidad financiera mundial, aseguró Patricia Vaca Narvaja, embajadora del país sudamericano en México.

La diplomática indicó que para asegurar el pago de la deuda, economistas como Rudi Dornbusch propusieron la intervención extranjera sobre la economía del país sudamericano.

A diferencia de la crisis por la que atraviesa actualmente Grecia, en donde la Unión Europea y otros actores económicos parecieran estar interviniendo en forma más activa, la embajadora precisó que Argentina tuvo que hacer frente a este problema por si sola y realizó la reestructura de sus obligaciones financieras en condiciones adversas.


No obstante, la funcionaria precisó que ambas naciones comparten algunas analogías, como pasar por un lustro de políticas de ajuste auspiciadas por los mismos actores del sistema financiero internacional, “que generaron profundas recesiones”.

ANALOGÍAS CON GRECIA
La embajadora argentina indicó que tanto Grecia como Argentina comparten un elevado porcentaje de endeudamiento, puesto que el del país europeo asciende a 177 por ciento de su PIB, mientras que en la nación sudamericana alcanzó el 139 por ciento.

Asimismo, señaló que al igual que Argentina en 2001, actualmente el índice de desocupación en Grecia alcanza a más de un cuarto de la población, de la cual una gran parte sobrevive por debajo de la línea de pobreza.

Patricia Vaca enfatizó que en este contexto cobra vigencia la promoción de mecanismos que regulen la reestructuración de deudas soberanas, los cuales son discutidos al interior de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el marco de la Resolución 68/304, para así contar con reglas multilaterales que ordenen estos procesos y desalienten las especulaciones de los fondos buitre.

“El caso griego debería provocar una toma de conciencia en torno a la imperiosa necesidad de que los estados regulen este tipo de situaciones”.

Confió en que con estos acontecimientos la comunidad financiera internacional haya aprendido las lecciones de la historia, así como el mensaje que explicaba en ese periodo el entonces presidente argentino Néstor Kirchner: “que los muertos no pagan y que sólo el crecimiento permite a los países honrar sus compromisos”.

Espera que Grecia no sea sometida al mismo trato que sufrió Argentina. El referéndum convocado por el gobierno de Alexis Tsipras, afirmó, es un ejercicio de dignidad y la decisión que tome el pueblo helénico, cualquiera que sea, será trascendente para el país.