Lista de aranceles de México para EU busca no impactar en la inflación: Guajardo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lista de aranceles de México para EU busca no impactar en la inflación: Guajardo

COMPARTIR

···

Lista de aranceles de México para EU busca no impactar en la inflación: Guajardo

El 'golpe' económico a Estados Unidos por los aranceles aplicados a sus productos por parte de México es de aproximadamente 3 mil millones de dólares.

Daniel Blanco
05/06/2018
Actualización 06/06/2018 - 4:50
Ildefonso Guajardo sostuvo que la lista de aranceles buscó tener el menor impacto en la inflación.

En una lista publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), México gravó una serie de productos estadounidenses industriales, agrícolas y de acero y aluminio, como respuesta a los aranceles siderúrgicos de ese país, listado que se desarrolló con el objetivo de no golpear significativamente la inflación, expuso el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

La Secretaría de Economía (SE) determinó aranceles de hasta 25 por ciento para los sectores de aluminio, siderúrgico, agropecuario e industrial de EU. De entre los productos gravados destacan el whisky bourbon, piernas y paletas de puerco, diversos quesos, manzanas y arándanos.

El criterio de selección de la lista final minimiza el impacto en la inflación al abrir fuentes alternativas de oferta para evitar una transmisión de costos a las cadenas productivas.

“En la inclusión de pierna de puerco con hueso y sin hueso somos el principal comprador de Estados Unidos, era muy importante cuidar la cadena de los embutidos, cuando ustedes vieron la publicación, en automático con el Consejo Nacional Agropecuario se dialogó la apertura de cupos por el monto por lo que sería la demanda restante del año, que seguramente provendrá de Europa”, dijo Guajardo en la Conferencia Internacional Anual de Medición del Desarrollo de la OCDE.

“La idea es no tener un impacto en la cadena de la producción de embutidos para que no llegue a impactar al consumidor”, agregó.

Otra medida para evitar efectos en los precios al consumidor, es el esquema de entradas escalonadas para productos como los quesos, que iniciarán con aranceles de 15 por ciento y al mes recibirían una segunda entrada de 25 por ciento de arancel; y para el cerdo en una primera etapa la tarifa sería 10 por ciento y la segunda de 20 por ciento.

“Esto permite a los actores ajustar sus fuentes de insumo y tomar medidas alternativas, eso también es muy importante, porque algunos de esos temas, sin duda van a tener efecto en nuestros aliados; hay gente muy importante en EU que ha estado impulsando un buen TLC para América del Norte”, dijo Guajardo.

El funcionario aseguró que el golpe económico que representarían los aranceles sería de cerca de tres mil millones de dólares. La semana pasada, con la lista preliminar, la estimó en cuatro mil millones.

“El valor de la afectación es de alrededor de tres mil millones de dólares, la lista construida por México va a ese nivel, cercana a tres mil millones de dólares, está dispersa en diferentes áreas de productos, desde industriales, agrícolas y de acero y aluminio”, comentó.

“La medida es proporcional al monto de las exportaciones mexicanas de acero y aluminio que resultan afectadas por la medida impuesta por el gobierno de EU”, tuiteó Juan Carlos Baker, subsecretario de Comercio Exterior de la SE.

Por otro lado, Kenneth Smith, jefe de la negociación técnica del TLCAN, coincidió en que la respuesta de México a los aranceles de EU es proporcional al daño que le causará a los productores mexicanos.

Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, dijo que México seguirá adoptando medidas ‘proporcionales’ a las emprendidas por EU.

“Refrendamos que nuestras acciones continuarán apegándose al Estado de derecho comercial internacional, y serán proporcionales al daño que México, lamentablemente, reciba”, dijo en conferencia junto con el subsecretario de Evaluación, Planeación y Desarrollo Regional de Sedesol, Francisco Javier García y Abelardo Manzo, director de Liconsa, en la que señalaron que está garantizada la distribución y abasto de los programas sociales en el actual periodo electoral.