Economía

Aramco contrata a JPMorgan y HSBC para salir a Bolsa

Para la salida a Bolsa de Saudi Arabia Oil, que podría ser la mayor venta de acciones de la historia, se contrató a bancos globales, entre los que también está Morgan Stanley, de acuerdo con fuentes de Bloomberg. 
Bloomberg
30 marzo 2017 10:34 Última actualización 30 marzo 2017 10:46
Aramco (Bloomberg)

Aramco (Bloomberg)

Saudi Arabian Oil ha seleccionado a JPMorgan, Morgan Stanley y HSBC Holdings para que desempeñen funciones clave en su oferta pública de venta inicial, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto, mientras avanza con sus planes para la que podría ser la mayor venta de acciones del mundo.

Los bancos mundiales actuarán como asesores en la oferta, según las personas, que pidieron no ser nombradas porque las conversaciones son privadas.

Un representante de Aramco, como se conoce a la compañía, dijo que no hace comentarios sobre rumores o especulaciones. Representantes de JPMorgan y Morgan Stanley no quisieron hacer comentarios. HSBC no respondió inmediatamente a una petición de comentarios. Reuters había informado con anterioridad sobre los nombramientos.

Los bancos se unirán a Moelis & Co., Evercore Partners y Michael Klein, exejecutivo de banca de inversión de Citigroup, que ya habían sido designados para desempeñar ciertas funciones, según mencionaron personas familiarizadas con el asunto anteriormente.

Arabia Saudí quiere vender hasta un 5 por ciento de la empresa según el plan del príncipe heredero sustituto Mohammed bin Salman de crear el mayor fondo soberano del mundo y reducir la dependencia de la economía de los hidrocarburos.

La salida a bolsa podría ser la mayor de la historia -según las estimaciones del Gobierno saudí que valora la empresa en unos 2 billones de dólares - eclipasando los 25 mil millones de dólares captados por el minorista de internet chino Alibaba Group Holding en 2014.

Para facilitar la salida a Bolsa, el reino redujo la tasa impositiva pagada por el productor estatal de petróleo desde el 85 por ciento al 50 por ciento, una medida clave que podría elevar su valoración a más de 1 billón de dólares, según estimaciones de Sanford C. Bernstein & Co.

El recorte aumentará los ingresos netos de Aramco en un 300 por ciento, situando la rentabilidad por barril en un rango similar al de las compañías petroleras internacionales y permitiéndole operar al mismo nivel que sus pares occidentales, tales como Exxon Mobil, según analistas de Bernstein.

: