Economía

Así se prepara Arabia Saudita para la 'era pospetróleo'

El príncipe Mohammed bin Salman, artífice del mayor cambio económico de Arabia Saudita, busca fortalecer su clase media ejerciendo mayor presión sobre los ricos.
Bloomberg
18 abril 2016 12:48 Última actualización 18 abril 2016 14:7
Mohammed bin Salman, principe heredero y ministro de defensa de Arabia Saudita (AP)

Mohammed bin Salman, encabeza la mayor reforma de la economía de Arabia Saudita desde su fundación.  (AP)

Arabia Saudita limitará el impacto de los recortes de los subsidios sobre sus ciudadanos, en tanto el mayor exportador mundial de petróleo reforma su economía para la era considerada como pospetróleo, dijo el vicepríncipe de la corona, Mohammed bin Salman.

El gobierno está desarrollando un mecanismo para proporcionar efectivo a los saudíes de ingresos bajos y medios que dependen de los subsidios, dijo el príncipe Mohammed en una entrevista este jueves en la finca privada del rey Salman en Diriyah, el hogar original de la familia real Al Saud.

Dependencia del petróleo
Los ingresos del petróleo representaron el 73 por ciento de los ingresos públicos en 2015. En la medida que los precios caían y presionaban las finanzas públicas, los activos internacionales en custodia del banco central cayeron 115 mil millones de dólares.


“No queremos cambiar la vida del saudí medio”, dijo el príncipe. “Queremos ejercer presión sobre los ricos, los que utilizan ampliamente los recursos”. Bajo el sistema anterior, 70 por ciento de los subsidios beneficiaban a gente de altos ingresos, dijo.

Soberanos anteriores de Arabia Saudita evitaron, en gran medida, obtener más ingresos del pueblo, que se ha acostumbrado a la generosidad del gobierno a cambio de lealtad política.

Una encuesta publicada este mes reveló que 86 por ciento de los jóvenes saudíes consideran que la electricidad y el combustible deben ser subsidiados por el Estado, y el aumento del precio del agua el mes pasado desató una andanada de quejas sobre las que se informó en los medios locales.

Ingresos no petroleros


En tanto los productores desde Omán hasta Venezuela sienten la estrechez en los mercados de energía mundiales, Arabia Saudita elevó los precios de la gasolina, la electricidad y el agua para controlar el gasto.

Incluyendo futuros recortes, se espera que la reestructuración de los subsidios genere 30 mil millones de dólares anuales para 2020, parte de un plan más amplio destinado a elevar en 100 mil millones los ingresos no petroleros para reducir la dependencia que tiene el reino del crudo.

El príncipe también sugirió que las ayudas en efectivo pueden bajar el consumo.

“Digamos que el precio internacional de la electricidad es mil riyales y que usted sólo paga 50, le daremos los mil riyales y aumentaremos el precio de la electricidad”, dijo. “Usted tendrá dos opciones: o gasta los mil en facturas de electricidad como antes, o puede bajar su consumo de electricidad y usarlos en otra cosa”.

Si bien los precios más altos de la gasolina y la electricidad se implementaron sin afectar a los ciudadanos normales, la nueva tarifa para el agua se aplicó de una manera “insatisfactoria” que será rectificada, dijo el príncipe.

“Hablando francamente, lo que sucedió no fue conforme al plan que aprobamos”, dijo. “Ahora estamos trabajando con diligencia en las reformas dentro del ministerio del agua para que las cosas se ajusten al plan acordado”, dijo, sin dar detalles.

Inflación
Durante enero, cuando entró en vigor la reducción de subsidios, la inflación subió a 4.3 por ciento anual luego de haberse mantenido por años en niveles de 2.0 por ciento.


Las cuentas para pago del agua aumentaron de 400 a 500 por ciento, de acuerdo con John Sfakianakis, director de análisis económico del Centro de Investigación del Golfo, con sede en Riad.

El príncipe Mohammed, que es hijo del rey y segundo en la línea al trono, encabeza la mayor reforma de la economía desde la fundación de Arabia Saudita. El 25 de abril se anunciará un plan integral destinado a preparar el reino para la era pospetróleo, dijo el príncipe.

Una de sus componentes será el Programa Nacional de Transformación, que será anunciado en el plazo de un mes a 45 días, centrado en formas de impulsar el crecimiento económico, crear empleos, atraer inversores y hacer que las oficinas gubernamentales rindan más cuentas.

También se incluirá el plan destinado a que Saudi Aramco pase de ser una compañía petrolera a un conglomerado industrial y de energía, así como también el futuro del Public Investment Fund, dijo.

Otras naciones de la región del golfo, incluyendo Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, también están dando marcha atrás a subsidios y otros beneficios públicos para contrarrestar los ingresos petroleros a la baja.

Todas las notas ECONOMÍA
China Offshore y Total E&P con ExxonMobil se reparten campos en Ronda 1.4
Donald Trump se 'olvidó' de golpear a Wall Street
Gana BHP Billiton licitación de campo Trion
BHP Billiton asegura exploración en Trion por 4 años
Fondo Mexicano del Petróleo, el otro ganador de la Ronda 1
Multimillonarios de EU eligen a México para su casa en el extranjero
Subasta histórica por ‘tesoro’ petrolero en Golfo de México
Maquinaria fortalece inversión productiva de septiembre
Gobierno queretano destinará superávit a obras
CNH arranca registro de petroleras para Ronda 1.4 y Trion
Campos fronterizos, en riesgo por Donald Trump
Alza al salario mínimo, sin impacto en empleo
HR Ratings, preparada para su expansión en EU
Crece pesimismo sobre la economía mexicana
Crédito, el mayor reto de ciudades sostenibles
Empresarios se comprometen en biodiversidad
CDMX registra más ingreso, pese a menos fondos
Ir contra la globalización es como ir contra la ‘ley de la gravedad’: Salinas de Gortari
Los 10 puntos más importantes en la charla Bloomberg-Slim
Grecia contempla una solución final para su crisis en medio de la incertidumbre europea
Riesgo país de México hila dos semanas a la baja
Trump amenaza con impuestos a empresas que salgan de EU
La deforestación por el campo ya caló en el gobierno
Venezuela emitirá billete que supera 200 veces al actual de mayor denominación
Estas son las razones que impiden cumplir la meta de recorte al gasto, según el CEESP