Economía

Arabia Saudita
no recortará su producción de crudo

Ali al-Naimi, ministro del Petróleo de Arabia Saudita afirmó
que si los países integrantes de la OPEP recortan su producción de petróleo, la nación asiática no lo hará, y confió en que los precios del crudo mejoren.
Reuters
21 diciembre 2014 18:52 Última actualización 21 diciembre 2014 18:53
petróleo

Arabia Saudita no recortará su producción de petróleo, afirmó el ministro saudita Ali al-Naimi. (Bloomberg)

ABU DABI.- Arabia Saudita dijo ayer que no reducirá la producción de petróleo para apuntalar a los mercados petroleros, incluso si los países que no integran la OPEP sí lo hacen, en una de las mayores señales hasta ahora de que el mayor exportador mundial de crudo planea aguantar el mayor desplome de los precios en años.

Al referirse a los países fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el ministro del Petróleo saudí, Ali al-Naimi, dijo a la prensa que "si quieren reducir el bombeo son bienvenidos: nosotros no vamos a reducirlo, ciertamente Arabia Saudita no va a hacerlo".

Naimi agregó que estaba "un ciento por ciento insatisfecho" con los precios, pero que estos mejorarán, aunque no está claro cuándo.

Además, atribuyó la caída de los precios del crudo a la mitad de lo que cotizaba hace seis meses a especuladores y a lo que llamó una falta de cooperación por parte de grandes productores fuera de la OPEP.


Sus comentarios en una conferencia en Abu Dabi marcaron la segunda vez en tres días que el Arabia Saudita dice que no alterará los niveles de producción, sino que permitirá que el mercado se estabilice por sí solo.

La determinación de sus comentarios fue replicada por algunos otros ministros árabes en la conferencia llevada a cabo en la capital de Emiratos Árabes Unidos.

El ministro del Petróleo de Emiratos Árabes Unidos, Suhail Bin Mohammed al-Mazroui, instó a todos los productores mundiales a no elevar su producción de petróleo el próximo año, pues eso estabilizaría los precios rápidamente, pero no entregó mayores detalles.

CRECIENTE SUMINISTRO

Analistas prevén que el mundo necesitará menos crudo de la OPEP en el 2015 debido al creciente suministro del petróleo de esquisto de Estados Unidos y de otras fuentes competitivas, sin un incremento significativo de la demanda global.

El ministro del Petróleo de Kuwait, Ali al-Omair, dijo que la OPEP no necesita reducir su producción y que no sostendrá una reunión de emergencia antes de su próximo encuentro en junio.

"No creo que necesitemos reducir (el bombeo). Le dimos la oportunidad a otros (y) no estuvieron dispuestos a hacerlo", declaró, en referencia a contactos con productores que no integran la OPEP antes de la reunión del grupo en noviembre en Viena.

La OPEP mantuvo en esa reunión su meta de producción de 30 millones de barriles por día (bpd) y optó por que el mercado se equilibre por sí solo, sin la intervención del grupo.

Esa postura fue considerada como un cambio respecto a una política de larga data en que Arabia Saudita, la gran potencia de la OPEP, ha actuado como un abastecedor variable.

Al ser consultado sobre una posible cooperación entre miembros de la OPEP -entre los cuales figuran los productores con menor costo en el mundo- y países que no son miembros del grupo, Naimi respondió: "Lo mejor para todos es permitir que los productores más eficientes produzcan".

También dijo que la decisión adoptada por la OPEP en noviembre ayudará en último término a la economía mundial.

"Los precios actuales no alientan la inversión en ninguna clase de energía, pero estimulan el crecimiento económico mundial, lo que llevará en último término a un incremento en la demanda global y a una desaceleración en la expansión del suministro", comentó.

Naimi desmintió, además, que la política jugara un papel en la estrategia petrolera de Arabia Saudita y agregó que la caída de los precios no tendría un impacto "relevante y grande " en la economía de su país o en la de otras naciones árabes.

En tanto, el ministro del Petróleo de Irak, Adel Abdel Mahdi, dijo que no ve necesidad de que haya una reunión de emergencia de la OPEP, pero que "tenemos que esperar y ver" si el grupo estuvo en lo correcto al mantener sin cambios el nivel de producción.