Economía

Arabia Saudita invierte en Asia para conquistar a clientes petroleros

El país árabe está en busca de más proyectos de asociación mientras crece la presión de mantener cuota de mercado frente a competidores como Irak, México y Rusia.
Bloomberg
08 mayo 2015 14:19 Última actualización 08 mayo 2015 14:19
plataforma petrolera

La caída en el precio del petróleo obedece a factores externos, afirma el CEQ. (Foto: Bloomberg)

En este momento, Arabia Saudita está gastando generosamente en refinerías asiáticas para parapetarse en su posición de mayor proveedor de petróleo en la región durante décadas.

La compañía nacional petrolera saudita forma parte de un grupo que está construyendo una planta procesadora en China y se asoció en otra con la mayor refinería de Asia en la provincia de Fujian. El ministro del Petróleo, Ali al-Naimi, viajó a Pekín el mes pasado, lo cual pone de relieve la importancia que tiene el segundo consumidor de crudo más grande del mundo para el futuro de su país. También visitó una refinería surcoreana en la que su país tiene una participación mayoritaria.

Para Arabia Saudita, crece la presión de mantener cuota de mercado en Asia en tanto competidores como Irak, México y Rusia realizan incursiones. En los últimos 18 meses, el reino, que es el mayor exportador mundial de crudo, redujo 10 veces los diferenciales de precio sobre su crudo para Asia, reducciones que luego fueron seguidas por las de sus rivales.

Arabia Saudita busca más proyectos de asociación”, dijo por teléfono Suresh Sivanandam, analista en el área de refinería y productos químicos en Wood Mackenzie Ltd. en Singapur. “Quieren asegurarse la demanda de su crudo y esa es una manera de aumentar su cuota de mercado”.

DEMANDA ASIÁTICA

El consumo diario de 31,2 millones de barriles en Asia este año hará subir la demanda de la región más que la del continente americano con 31,1 millones de barriles, según la Agencia Internacional de Energía con sede en París. Asia representará dos tercios del crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2015, dice la AIE.

La flexibilidad para aumentar o reducir la producción con poca anticipación además de las participaciones en refinerías manejadas por sus clientes otorga a Saudi Arabian Oil Co., la compañía estatal conocida como Aramco, una ventaja sobre sus rivales, según Julian Lee, estratego en el área petrolera en Bloomberg. La empresa tiene capacidad para producir 12 millones de barriles de petróleo diarios.

La oficina de prensa de Aramco se negó a hacer comentarios por correo electrónico.

Los saudíes, que bombean casi en un nivel récord, ya impusieron una desaceleración en la producción de esquistos estadounidense liderando a la Organización de Países Exportadores de Petróleo en una política destinada a mantener la producción para aferrarse a los clientes en vez de bajarla para sostener los precios. Los perforadores petroleros de esquisto han reducido sus plataformas 21 semanas seguidas y disminuyeron el total más de la mitad desde octubre. El crudo West Texas Intermediate, referente estadounidense, bajó más del 40 por ciento desde un máximo en junio.

El Brent para liquidación en junio perdió 5 centavos, hasta US$65,49 el barril, en la bolsa ICE Futures Europe de Londres a las 11:23 hora local. El West Texas Intermediate avanzó 16 centavos, hasta US$59,10.

Una asociación entre PetroChina, Aramco y Yunnan Yuntianhua está construyendo en este momento una refinería para 260 mil barriles diarios en el suroeste del país asiático. Aramco ya maneja una refinería para 280 mil barriles diarios y un complejo petroquímico en la provincia china de Fujian junto con China Petroleum Chemical, conocida como Sinopec, y Exxon Mobil.