Economía

Aprueban en EU ducto
de gas que irá de Texas
a Reynosa

La Comisión Federal de Regulación de Energía de EU dijo sí a la construcción de un ducto de gas natural por parte de la Houston Pipe Line Co. que conectará con el sistema de ductos de la Pemex en el lado mexicano de la frontera.
Reuters
20 marzo 2014 14:4 Última actualización 20 marzo 2014 14:42
[Bloomberg] El gasoducto irá de Nuevo León a Apaseo el Alto, Guanajuato. 

El ducto suministrará gas de Texas hacia plantas de energía y posibles clientes industriales en norte de México, según el permiso de FERC. (Bllomberg)

Reguladores estadounidenses aprobaron un plan de una unidad de la compañía Energy Transfers Partners LP para construir un ducto de gas natural que abarcará desde el estado de Texas hasta Reynosa, Tamaulipas.

La Comisión Federal de Regulación de Energía de Estados Unidos (FERC, por sus siglas en inglés) emitió un permiso presidencial para Houston Pipe Line Co., de Energy Transfer, que permitirá a la compañía construir el gasoducto cruzando la frontera país.

Se trata de uno de varios proyectos propuestos por compañías energéticas en Estados Unidos para exportar parte de los suministros de gas del país desde yacimientos de esquisto a México y otras naciones.


Ejecutivos de Energy Transfer no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios.


De acuerdo a la orden, FERC dijo que Houston Pipe Line postuló en octubre de 2013 un permiso para construir y operar el gasoducto, a fin exportar o importar gas desde el condado de Hidalgo en Texas hasta la ciudad de Reynosa, Tamaulipas.

Houston Pipe Line quiere extender en 37 kilómetros su actual ducto Edinburg Lateral, que cruzará la frontera bajo el Río Grande y tendrá un diámetro de 61 centímetros, de acuerdo a la orden.

El gasoducto tendrá una capacidad aproximada de 140 millones de pies cúbicos por día, según un regulador.

La instalación proyectada se conectará con el sistema de ductos de Pemex, en el lado mexicano de la frontera, y suministrará mayormente gas provisto por Texas hacia plantas de energía y posibles clientes industriales en norte de México, según el permiso de FERC.