Economía

Aprovechar el tipo de cambio para mejorar cuentas en el exterior, recomienda el CEESP

El Centro de Estudios Superiores del Sector Privado recomienda aprovechar la paridad cambiaria como elemento para mejorar las cuentas con el exterior.
Leticia Hernández
13 diciembre 2015 11:45 Última actualización 14 diciembre 2015 8:0
Etiquetas
Módulo especial dólar millonarios. (Especial)

Módulo especial dólar millonarios. (Especial)

De cara al próximo 2016, el Centro de Estudios Superiores del Sector Privado (CEESP) recomienda aprovechar la paridad cambiaria como elemento para mejorar las cuentas con el exterior y entre las preocupaciones para la economía mexicana, destaca que el gasto en inversión vuelve a ser el rubro de ajuste en el Presupuesto Federal con la posibilidad de que lleve a siete años con variaciones negativas en la inversión del sector público, sin que las Asociaciones Público-Privadas logren compensar este menor gasto gubernamental en inversión.

En su reporte semanal, dice poner atención en el déficit de la Cuenta Corriente, ya que al tercer trimestre del año fue equivalente al 2.9 por ciento del PIB, su nivel más alto desde 1998.

“No es factible mantener una cuenta corriente con un déficit tan alto continuamente, sobre todo cuando la inversión extranjera directa, que si bien se ha mantenido fluyendo al país, no es suficiente para cubrir el faltante. En este entorno, sin reducir el gasto público y ante la volatilidad generada por la expectativa de la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal, el tipo de cambio será un elemento importante para mejorar las cuentas con el exterior”, expone.

Por otro lado, la reducción de 21 por ciento en el gasto de capital en el presupuesto de egresos de 2016, significa que se reducen los recursos para infraestructura e inversión física.

“Esto hará que el acervo de capital no crezca, por lo que a la hora de contabilizar todas las nuevas inversiones en el Sistema de Cuentas Nacionales, es factible que nos lleve, junto con el 2015 si es que se mantiene su tendencia descendente, a siete años con variaciones negativas en la inversión del sector público”, advierte el CEESP.


Las Asociaciones público-privadas no pueden compensar la disminución del gasto del gobierno en inversión ya que gran parte de las obras públicas requieren de una concepción de rentabilidad social que no podrá ser sustituida por la inversión privada. La infraestructura es por así decirlo, el cimiento del futuro y de la productividad.

Otra preocupación que el CEESP identifica para el 2016 descansa en materia de endeudamiento. Uno de los retos importantes para el sector público es el monto de los pasivos laborales, que prácticamente representan el 100 por ciento del PIB, razones de que los renglones que más se incrementan en el presupuesto del 2016 son los pagos de intereses por la deuda y por pensiones.

Expone que aun excluyendo el pago de intereses, el balance primario del sector público sigue siendo negativo en 0.5 por ciento, lo que significa que habría que endeudarse para pagar intereses. Un elemento que puede beneficiar a las finanzas públicas, es la baja del precio de la gasolina en el exterior, que podría tener un efecto favorable en el incremento de los ingresos por concepto de IEPS.

Sobre los bajos precios del petróleo que la semana pasada se ubicaron en mínimos de 2009, expone que las coberturas garantizan un precio de 49 dólares por barril para el 2016 cubriendo un total de 212 millones de barriles, lo que reduce el efecto de un precio inferior durante el año.