Economía

Apreciación del peso causa impacto sobre Pemex: Lozoya

12 febrero 2014 5:23 Última actualización 10 abril 2013 9:1

[Bloomberg] La paraestatal obtiene menos ingresos por sus ventas de crudo. 


 
Eduardo Ortega / Enviado
 
 
Tokio, Japón.- Emilio Lozoya, director general de Pemex, reconoció que la apreciación del peso sí le pega a la paraestatal, porque una parte importante de sus ingresos son las exportaciones de barriles de petróleo.
 
"Y en ese grado, en el que la moneda mexicana se aprecia, pues obtenemos por cada dólar de exportación menos pesos. Eso tuvo un impacto, por ejemplo, en los estados financieros del cuarto trimestre del año pasado", dijo.
 
Como contexto, mencionó que una apreciación de 3, 4 ó 5% es proporcional a las pérdidas, por ejemplo, sobre un volumen de 1 millón 200,000  barriles diarios exportados a 1,200 millones de dólares.
 
No obstante, matizó, en Pemex no hay preocupación, porque su negocio no es el financiero, sino el de hidrocarburos, donde hay fluctuaciones de distintos precios ajenos a sus negocios que sí están monitoreando.
 
"Lo más importante, yo diría, es que Pemex está invirtiendo en aquellos yacimientos donde observamos que vamos a generar mayor valor; y más allá de preocuparse por una apreciación del peso, lo que me preocupa es incrementar la producción, bajar los costos de producción y hacer más eficiente a la empresa", añadió.
 
-De ahí la importancia de la reforma energética.
-Es correcto.
 
Confianza en México
 
La apreciación del peso es un reflejo de la confianza en el país, aseguró el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal.
 
El funcionario dijo que es bien importante que, a través de la aprobación de las reformas estructurales, las ganancias en productividad y en costo ayuden al país a realmente compensar la apreciación.
 
Consideró que aunque está generando preocupación entre los exportadores de nuestro país la revaluación del peso, continuará siendo parte de un proceso, en el que las ganancias que se puedan lograr de competitividad podrán ayudar a compensar los efectos de una apreciación.
 
Guajardo Villarreal comentó que las medidas que ha tomado el Ejecutivo se refieren más bien a impulsar las reformas estructurales que nos den competitividad y nos mejoren el costo país.
 
Estimó que las reformas clave son la laboral y las próximas en aprobarse en materias energética y fiscal; la de competencia económica y en telecomunicaciones, la cual -agregó- es fundamental.
 
"El Pacto por México ha dado excelentes resultados y, sin duda, existen acciones que están en proceso para culminar próximamente, y creo que todavía este año hay una agenda muy importante por materializar que está en proceso. Y que seguramente los actores seguirán impulsando.
 
"Sin duda lo que ya se logró es una muy buena consolidación, pero creo que faltan dos elementos fundamentales: la reforma fiscal y la reforma energética, que estarán en la siguiente etapa del proceso del Pacto por México."
 
 
Pega en exportaciones de crudo
 
Las exportaciones de crudo ya están siendo afectadas por la apreciación del peso, y se espera que los ingresos petroleros y las finanzas públicas resientan en el año la fortaleza de la divisa local.
 
Entre enero y febrero, el valor de las ventas del hidrocarburo en el exterior sumó 7,694 millones de dólares, lo que representó una caída anual de 3.1%.
 
Sin embargo, los ingresos obtenidos en pesos totalizaron 97,796 millones, que comparados con el monto del mismo periodo de 2012, cayeron 6%.
 
Esto, porque la fortaleza del tipo de cambio implica que se obtengan menos pesos por cada dólar.
 
Y, por el contrario, los extranjeros deben pagar más por cada peso; hecho que encarece el precio de las mercancías mexicanas en el exterior, lo que podría afectar su demanda.
 
Además, el avance que muestra la cotización del crudo en lo que va del año se ve diluido por la caída en el precio de la divisa estadounidense.
 
En 2012, la mezcla mexicana de exportación cerró en 96.7 dólares y el 9 de abril su precio fue de 101.37 dólares; es decir, avanzó 4.8%. Sin embargo, su precio en moneda local bajó de 1,245 a 1,230 pesos, que representa una caída de 1.2%.
 
Hasta el 9 de abril, el peso acumuló una apreciación de 6.1% en el año frente al dólar, y los analistas anticipan que seguirá fortaleciéndose.
 
La Secretaría de Hacienda calcula que una apreciación de 20 centavos en el tipo de cambio tiene un impacto negativo sobre los ingresos petroleros equivalente a 0.05% del PIB.
 
Recientemente la autoridad financiera redujo su estimación para el tipo de cambio de 12.9 en promedio para 2013 a 12.5 pesos, lo que representa una baja de 40 centavos.
 
Así, el impacto de esta baja sobre los recursos provenientes de la actividad petrolera sería de 0.1% del PIB de 2013, que equivale a 160,000 millones de pesos.
 
Para este año, el gobierno prevé obtener 1 billón 243,000 millones de pesos provenientes de la actividad petrolera, monto que representará 35% de los ingresos presupuestarios.
 
De esta cantidad, más de 464,000 millones provendrán de las exportaciones, ya que se contempla un precio de la mezcla a 86 dólares, con una plataforma de exportación de 1.187 millones de barriles por día.
 
Con información de Eduardo Jardón.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.