Economía

APPI podría disminuir gasto de bolsillo en servicios de salud

La Cofemedir busca crear un puente con el gobierno para poder desarrollar un marco regulatorio sólido que siente las reglas para diferentes esquemas de participación.
Angélica Hernández
23 junio 2014 14:29 Última actualización 23 junio 2014 14:29
Receptor y donante. (Cuartoscuro/Archivo)

Salud

El sector privado de la salud busca que exista más sinergia de las inversiones con el gobierno y potenciar nuevos esquemas como los de las Asociaciones Público-Privada Integral (APPI).

Cabe recordar que el gasto privado en salud en México es de 53 por ciento, y de este gasto el 95 por ciento es de bolsillo, mientras que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el gasto de bolsillo es de 19.5 por ciento.

“Es decir, estos esquemas disminuirían el gasto de bolsillo que realizan las personas en su salud. Los países de la OCDE, que tiene un modelo desarrollado con estos esquemas, que sí cuentan con un modelo de proveeduría mixto, esas son el tipo de eficiencias económicos que se pueden tener, no solamente la capacidad de inversión sino la eficiencia operativa y económica”, afirmó en Javier Acuña, director del Consejo para el Fomento de la Ética Médica, Dispensación y uso Racional de Medicamentos (Cofemedir).


Luego del foro “Convergencia y Oportunidades, inversión privada en salud”, organizado por el consejo, Acuña explicó que el foro que organizó el Consejo, busca crear un puente con el gobierno y las autoridades para poder desarrollar un marco regulatorio sólido que siente las reglas para diferentes esquemas de participación comprendidos en el concepto de APPI.

Recordó que el sector privado juega un rol primordial en la formación de sistemas de salud eficientes y productivos y para que esta participación funcione, la IP debe tener una participación más activa en las decisiones del gobierno con el sector.

“Hay diferentes herramientas las asociación es público privadas contamos con una versión APPI que es capturar el poder económico y de inversión con el que cuenta la iniciativa privada así como la experiencia que tiene en la tecnología de servicios. Si bien es incipiente, ya hay cuando menos entre 12 contratos de APPI que funcionan en México y se busca que este esquema se proponga dentro de la reforma al sector salud”, afirmó.

Explicó que este esquema, no sólo se queda en la inversión de un inmueble, sino en avanzar en todo el espectro de servicios hasta poder dar modelos de construir, desarrollar la infraestructura hasta capacitar el personal.

Por su parte, Pablo Escandón, presidente del Cofemedir, la salud y la economía están íntimamente relacionadas por lo que el país requiere de un sistema de salud para el desarrollo de capital humano y el incremento de su competitividad.

“A pesar de que en los años 70, la creación del IMSS fue acertada, hoy la realidad es distinta, y la economía del país no está creciendo lo suficiente para liquidar la pobreza que aqueja al país por lo que el sistema de salud requiere de una transformación para que vuelva a impulsar el desarrollo económico y social del país”, dijo.

Por ello, se debe desvincular las funciones de financiamiento y prestación de servicios de salud al interior de las instituciones.