Economía

Apicultores denuncian presencia de soya transgénica en Campeche

Apicultores señalaron la presencia del cultivo transgénico, prohibido en el estado, en comunidades del municipio de Hopelchén, por lo que han presentado su denuncia ante la Profepa y la Sagarpa.
Yoisi Moguel
09 octubre 2014 18:7 Última actualización 09 octubre 2014 18:7
Soya

El cultivo de soya transgénica está prohibido en Campeche. (Bloomberg)

SAN FRANCISCO DE CAMPECHE.- Apicultores y campesinos campechanos denunciaron de nuevo la presencia de soya transgénica en distintos puntos del municipio de Hopelchén, con lo cual se violó una sentencia Judicial emitida por un Juez Federal que negó la siembra de ese producto creado genéticamente en la entidad.

Por ello, productores y campesinos, mediante asesoría legal, presentaron diversos recursos jurídicos ante las delegaciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la Secretaría de Agricultura Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y el Juzgado Segundo de Distrito del estado de Campeche, en los cuáles denunciaron la siembra ilegal de soya genéticamente modificada, prohibida en Campeche a partir de dos sentencias emitidas por un Juez Federal que dejaron sin efecto el permiso otorgado por la para la siembra de ese transgénico.

De acuerdo con la versión de los propios apicultores, se ha detectado la presencia de soya transgénica en distintos ejidos y comunidades pertenecientes al municipio de Hopelchén, tales como Ich-Ek, Las Flores, Pac-Chen y La Trinidad, siembra que ya ha sido corroborada por las autoridades ejidales y comisariales a partir de verificaciones y análisis utilizando el kit ELISA que descubierto organismos genéticamente modificados.


En marzo del presente año, el Juzgado Segundo de Distrito del Trigésimo Primer Circuito con sede en la ciudad de San Francisco de Campeche concedió dos amparos (753/2012 y 762/2012) a comunidades y asociaciones de apicultores mayas de Campeche en contra de un permiso otorgado a la empresa Monsanto por la Secretaría de Agricultura Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación a través de la SENASICA y con aval de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para la siembra, en fase comercial, de 235 mil hectáreas de soya transgénica que afectaban 8 municipios del estado de Campeche.

Pero a pesar de esa orden judicial federal, en fechas recientes apicultores y campesinos de diversos municipios se percataron de la presencia de soya transgénica en distintos ejidos y comunidades del pertenecientes al municipio de Hopelchén, por ello decidieron acudir a la dependencias correspondientes para interponer una denuncia popular por la flagrante violación a una sentencia Judicial emitida por un Juez Federal.

En su denuncia los apicultores campechanos solicitaron a la PROFEPA y SAGARPA/Senasica que se Se realicen las labores de inspección y vigilancia en la zona, a efecto de corroborar la siembra de soya genéticamente modificada, y prevenir o, en su caso, detener su siembra.

Además, se establezca el aseguramiento precautorio de todo cultivo de soya genéticamente modificada que se haya sembrado en Campeche, lo que deberá contemplar la suspensión total de actividades económicas, agronómicas y de toda índole relacionadas con la siembra de soya genéticamente modificada, así como el impedimento de cosechar, movilizar, comercializar o aprovechar, en todo o en parte, el cultivo de soya OGM.

Otro punto solicitado es que se investigue y determine las responsabilidades de empresarios y agricultores que han sembrado soya transgénica a pesar de no existir permiso vigente, así como la responsabilidad de funcionarios y ex funcionarios de las dependencias relacionadas con la bioseguridad, cuya negligencia permitió que la siembra de soya y posible contaminación ocurriera, aplicando a los responsables las sanciones respectivas en los términos establecidos en la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados.

La siembra ilegal de soya genéticamente modificada en el estado de Campeche, es consecuencia, cuando menos, de una clara omisión del Ejecutivo Federal para establecer las medidas de inspección, vigilancia y precaución derivadas de la Ley de Bioseguridad y significa una afrenta al Poder Judicial Federal que evidencia la poca eficacia que los recursos judiciales tienen para hacer efectivas resoluciones que amparan a comunidades frente a megaproyectos, en este caso agrícolas, manifestaron.

Por último subrayaron que las organizaciones campesinas y apícolas de la entidad están en alerta sobre la posible estrategia del gobierno federal de permitir la introducción y siembra ilegal de soya OGM o cualquier otro transgénico en comunidades indígenas, ya que esa ha sido la estrategia utilizada en otros países para legalizar por la fuerza la entrada de transgénicos.