Economía

Apelación de banca española a fondos del BCE cae en marzo

12 febrero 2014 5:29 Última actualización 12 abril 2013 7:46

 [Bloomberg] La situación de financiamiento del país ha venido mejorando en los últimos 7 meses.


 
Reuters
 
La apelación de la banca española al Banco Central Europeo (BCE) disminuyó en marzo por séptimo mes consecutivo, poniendo de relieve las menores tensiones de financiamiento para el país pese a las turbulencias en los mercados por el rescate de Chipre.
 
En marzo, el recurso de las entidades financieras españolas al BCE cayó en términos brutos en 19,983 millones de euros (mde) a 270,941 mde, en un dato publicado el viernes por el Banco de España que recoge la devolución de los préstamos ultrabaratos concedidos por la institución a las entidades europeas hace algo más de un año.
 
El descenso de la apelación al banco europeo también refleja una relajación de las condiciones de financiamiento para bancos y empresas tras la caída de la prima de riesgo española.
 
Expertos valoraron de forma especialmente favorable el descenso de la financiamiento de la banca española en marzo, ante la gran tensión vivida en los mercados por las condiciones del controvertido rescate de la Unión Europea a Chipre.
 
"Es un dato sobre todo tranquilizador en un mes especialmente complicado por el tema de Chipre aunque la financiamiento de la banca española ante el BCE es todavía elevada", dijo José Luis Martínez, economista de Citigroup.
 
La cifra de marzo se situó además claramente por debajo del volumen récord de 411,654 mde solicitados por la banca española a la autoridad monetaria en agosto pasado, en uno de los momentos de mayor tensión de la crisis de deuda de la zona euro, y también fue inferior a los 316,343 millones de euros de marzo del 2012.
 
La tendencia en la reducción de la apelación al BCE ya se había iniciado en septiembre, cuando la autoridad monetaria europea se comprometió a actuar para reducir los costos de financiamiernto al anunciar un programa de compra de deuda soberana.
 
Desde entonces el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán ha bajado, hasta situarse este viernes en los 343 puntos básicos, desde máximos de 640 puntos de finales de julio pasado.