Economía

Anticipan estabilidad en Eurozona, pero no recuperación

10 febrero 2014 4:54 Última actualización 14 agosto 2013 21:7

[Economistas son cautos sobre el futuro de la economía en esta zona / Reuters]


 
 
Efraín H. Mariano
 
 
Analistas no anticipan una recuperación importante de la economía de la eurozona para 2013, en todo caso, sólo auguran estabilidad, pese a que el bloque de 17 países logró ubicarse en terreno de expansión en el segundo trimestre por primera ocasión en 18 meses de recesión, periodo que costó millones de empleos y debilitó su unidad como referente económico.
 
 

"Nosotros no estamos viendo una recuperación, sólo una estabilidad", evaluó Sylvain Broyer, economista en jefe de la eurozona para Natixis en Fráncfort.
 
 
Los analistas, en general, son cautos sobre el futuro de la economía de la zona euro.
 
 

Anticipan que el área registrará una recesión del 0.4 por ciento para 2013, mientras que la tasa de desempleo se mantendría en un récord del 12 por ciento. Esperan una reactivación de 1.2 por ciento para el 2014.
 
 

"Necesitamos observar un crecimiento más sostenido y aún no lo vemos. Necesitamos tres o cuatro trimestres de crecimiento positivo en el área del euro para observar una mejoría general", abundó Broyer.
 
 
Según cifras de la agencia Eurostat, publicadas el miércoles, el Productor Interno Bruto (PIB) de la eurozona, donde viven 340 millones de personas, creció 0.3 por ciento entre abril y junio de este año, ligeramente superior al previsto del 0.2 por ciento, tras acumular seis trimestre consecutivos de recesión, su peor racha desde que el grupo fue creado en 1999.
 
 
Para el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, la reactivación del bloque está cerca, pero dependerá de continuar con las políticas de austeridad.
 
 

"Una reactivación duradera está ahora al alcance de la mano, pero sólo si perseveramos en todos los frentes con nuestra respuesta a la crisis: mantener el ritmo de las reformas económicas, retomar el control de nuestra montaña de deuda, a la vez pública y privada, y construir los pilares de una verdadera unión económica y monetaria", afirmó Rehn.