Economía

Anticipa Moody’s un deterioro en la calidad
de la cartera bancaria

Aunque la calificadora Moody's colocó en perspectiva negativa la calificación de la deuda del sistema bancario, ésta no prevé ninguna crisis ni debilitamiento en el sector, pero observó que hay factores que han influido en estas modificaciones.
Jeanette Leyva/Yuridia Torres
23 agosto 2016 23:37 Última actualización 24 agosto 2016 5:5
moody's

(Bloomberg)

Ante la expectativa de que el riesgo de los activos de la banca mexicana se incremente con la expansión del financiamiento, la calificadora de riesgos Moody’s colocó en perspectiva negativa la calificación de la deuda del sistema bancario.

Aunado a esto, las presiones fiscales del gobierno pueden finalmente reducir su capacidad para dar apoyo a los bancos del país en periodos de tensión, mencionó la agencia en un reporte.

David Olivares, Senior Credit Officer de Moody’s, aclaró que no se prevé ninguna crisis del sistema bancario, ningún debilitamiento de su solidez en ninguna institución por el momento, pero indicó que hay factores externos que han influido en que se cambie la perspectiva ante un eventual deterioro económico en los próximos 12 a 18 meses.

En un escenario de estrés, explicó a El Financiero Bloomberg, que existe la voluntad del gobierno federal de ayudar a la banca, pero de existir esa necesidad, habrá menos capacidad de hacerlo ante las presiones en sus finanzas.

FOCOS
Compensan. Para Moody’s, el deterioro en la calidad de los activos continuará atenuada con las agresivas prácticas de castigo de cartera por parte de la banca.

A favor.  De acuerdo con la calificadora, a pesar del incremento en los costos crediticios la rentabilidad se mantendrá robusta gracias al fondeo estable y de bajo costo.

La firma indicó que aunque el crecimiento económico en el país se mantiene deprimido, el crédito todavía aumenta rápidamente y prevén un avance de 12 por ciento entre 2016 y 2017, más del doble del aumento estimado para la economía, de alrededor de 2.5 por ciento.

Además, los nuevos créditos continuarán dirigidos a los sectores de consumo y pequeñas y medianas empresas (Pymes) que son más riesgosos.

Según el reporte de Moody’s, las exposiciones petroleras de los bancos continúan siendo un riesgo clave para el sector. “Pemex, uno de los principales deudores de la banca, continúa luchando con restricciones de liquidez y un alto apalancamiento financiero”, apuntó.

A esto se suma la exposición que tiene la banca en la red de proveedores de Pemex y los gobiernos, que están expuestos al petróleo.

MENOR PIB NO AFECTARÁ CRÉDITO
El ajuste a la baja en la estimación de crecimiento económico no tendrá impacto sobre el dinamismo de los créditos bancarios, afirmó Luis Robles Miaja.

El presidente de la ABM destacó que las instituciones reportan crecimientos cinco veces arriba del dinamismo que reporta la economía, por lo cual no esperan que el recorte tenga algún impacto.

Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), resaltó que el sistema financiero se encuentra sólido y en crecimiento.

>