Ante conflicto con EU, Irán debe buscar un nuevo aliado... y está en Oriente
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Ante conflicto con EU, Irán debe buscar un nuevo aliado... y está en Oriente

COMPARTIR

···

Ante conflicto con EU, Irán debe buscar un nuevo aliado... y está en Oriente

El acuerdo nuclear no sólo ha afectado la relación entre ambas naciones en ese tema, sino que daña las relaciones comerciales del Gobierno de Teherán.

Bloomberg Por Ladane Nasseri
10/05/2018
Mural en calle de Teherán
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La mitad del tiempo, el tránsito de Teherán, Irán, está congestionado y la ciudad pasa la mayor parte del año envuelta en smog, de modo que no es de extrañarse que los habitantes locales viajen bajo tierra cuando pueden, en un sistema de metro que a veces transporta a 2 millones de personas por día.

Durante la década de las sanciones, cuando Irán en gran medida quedó excluido del comercio mundial, las autoridades de la capital lograron ampliar la red, llevando su extensión a alrededor del doble.

No fue fácil. A menudo “tuvimos que producir nosotros mismos los elementos que necesitábamos”, dijo Ali Abdollahpour, subdirector gerente de la Compañía Operadora de Trenes Urbanos y Suburbanos de Teherán.

Una constante de esos años fue la ayuda china con todo tipo de cosas, desde la construcción de vías férreas hasta la fabricación de vagones.

El acuerdo nuclear de 2015, y el levantamiento de las sanciones un año después supuestamente iba a ampliar las opciones de Irán. Abdollahpour había puesto la mira en Europa (“su tecnología es mejor”) en materia de sistemas fundamentales de frenos y señales.

Pero cuando se llamó a licitación para un importante contrato de provisión de más de 600 vagones, este fue adjudicado a una división de la empresa china CRRC, que este año se impuso a dos oferentes europeos en la obtención de un contrato de más de 900 millones de dólares. Esto es parte de un patrón más amplio.

El acuerdo nuclear no se ha traducido más que en un goteo de inversiones occidentales… e incluso éste probablemente se acabe después que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del pacto y aseguró que volverá a imponer sanciones.

Para desarrollar su economía de 430 mil millones de dólares, Irán se ve obligado a recurrir a aliados políticos orientales.

El comercio con China aumentó a más del doble desde 2006, llegando a 28 mil millones. La mayor parte de las exportaciones iraníes de petróleo van a China, alrededor de 11 mil millones anuales a precios actuales.

La inversión china directa también está llegando, aunque es difícil obtener datos confiables.

China es “ya la ganadora”, dijo Dina Esfandiary, miembro del Centro de Estudios de Ciencia y Seguridad del King’s College de Londres y coautora del libro de próxima aparición Triple Axis: Iran’s Relations With Russia and China (Triple eje: las relaciones de Irán con Rusia y China).

“Irán lentamente ha abandonado la idea de abrirse a Occidente.Los chinos están en Irán desde hace 30 años. Tienen los contratos, las personas en el terreno, los lazos con los bancos locales”, señaló Esfandiary.

También están más dispuestos a desafiar la presión estadounidense cuando Trump vuelva a imponer sanciones.

Esa mera posibilidad ha hecho que muchos bancos y fabricantes europeos se abstengan de hacer negocios con Irán, y algunos de los que estaban dispuestos a hacerlos podrían rever sus intenciones en vista de normas estadounidenses más estrictas.