Economía

ANEI exhorta a legisladores rechazar propuesta fiscal

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 19 septiembre 2013 20:21

[Empresarios independientes piden que reforma se oriente a mayor austeridad y eficiencia del gasto público / Bloomberg]


Juan Antonio Lara
 
MONTERREY, NL, 19 de septiembre.- La Asociación Nacional de Empresarios Independientes solicito a los legisladores rechazar la propuesta de reforma fiscal por considerar que es ilegítima, recesiva y contraria al crecimiento de empleos y salarios.
 
Fernando Turner Dávila, presidente de la ANEI, propuso que esta reforma se oriente a una mayor austeridad, ahorro y eficiencia del gasto público.
 
“Esta iniciativa recaudatoria parte de principios equivocados y perversos. Que el gobierno necesita más dinero cuando vemos el dispendio y el derroche. Que México es un paraíso fiscal, mientras vemos que la inversión y el empleo caen”, indicó.
 
Menciono que ningún país está arriesgando empleos aumentando impuestos y programas sociales.
 
“La tasa de desempleo y subempleo en México es alarmante: 13 por ciento, equivalente a cerca de 7 millones de personas y 7 de cada 10 trabajadores ganan menos del umbral considerado como pobreza”.
 
Opinó que el Ejecutivo está planteando el más agresivo aumento de impuestos de los últimos 40 años sin obligarse a reducir el gasto corriente ni castigar la corrupción.
 
“Tampoco se obliga a eliminar los privilegios de legisladores, gobernadores, comisionados, magistrados, funcionarios de alto nivel, sindicatos públicos y sus líderes, partidos políticos y muchos más que medran de nuestros impuestos y de nuestro trabajo”.
 
“Sin estos compromisos”, opinó Turner, “la propuesta carece de legitimidad moral, aunque se cubran las formalidades legales y la propuesta, de aceptarse, será rechazada en la práctica”.
 
Criticó que ante un entorno de recesión nacional el gobierno se proponga aumentar 9 por ciento el gasto, estimando el crecimiento económico del 3 por ciento que no cumple.
 
Durante el primer semestre del 2013, la actividad industrial decreció 1.5 por ciento y la inversión total 3.1 por ciento.
 
“Hace mucho que no vemos que el gobierno sea austero, pequeño y eficaz. No tiene ninguna de estas características. Es un gobierno grande, muy grande, está en todo lugar y en todo momento, parece el Espíritu Santo”, indicó el empresario regiomontano.
 
Advirtió que en caso de aprobarse esta reforma, la inversión de mexicanos se frenará o se irá a otros países, con lo cual aumentará el desempleo y la pobreza de los mexicanos.
 
“Como lo hemos visto en México cada vez más, las empresas grandes están invirtiendo en el exterior al grado que el año pasado la inversión extranjera mexicana fue más alta que la que llegó a México”, indicó Turner.
 
Expresó que los empresarios mexicanos tienen ganas de invertir pero no hay las condiciones para hacerlo.
 
“Entre más me quite el fisco, menos inversión va a haber en el país. Y eso es lo que a veces no se entiende. Otra cosa que no se entiende es que el Gobierno es solamente el 20 por ciento de la economía, el 60 o 65 por ciento es consumo privado y el 15 por ciento es inversión privada”.
 
El Gobierno debe propiciar que el consumo privado aumente y las empresas inviertan, pero con esta reforma fiscal no lo va a lograr.
 
“Debe fomentar la inversión productiva de 5 millones de empresarios pymes que generan el 79 por ciento del empleo total y también debe aumentar el poder de compra de los exiguos y decrecientes salarios que devengan los trabajadores”, agregó.
 
Comentó que muchos países están reduciendo impuestos a las pequeñas y medianas empresas y a los trabajadores, alentando al sector productivo, transparentando el gasto y castigando la corrupción con juicios públicos y cárcel.
 
“Todos los países importantes han desmantelado monopolios públicos y privados, y aquí solo se ha enunciado esta meta. Estos monopolios son gravámenes adicionales que causan el estancamiento experimentado desde hace tres décadas”.
El presidente de la ANEI dijo que el gobierno debe aprender la lección de que un mayor gasto no significa aumentar el bienestar.
 
“En 1999 el gasto público fue de 19 por ciento del PIB y en 2012 llegó a 25 por ciento. En ese lapso, el número de mexicanos en pobreza llegó a 53 millones, el desempleo y subempleo aumentó y la precariedad laboral también”, enfatizó.
 
Exhortó a los organismos cúpula del sector privado a manifestarse fuera de corporativismos e intereses especiales, en defensa de la economía liberal de mercado y de empresas y colaboradores.