Economía

Analistas ubican crecimiento del PIB
cercano al 2% en 2014

Recientemente, J.P. Morgan y el Bank of America han realizado los mayores ajustes a sus pronósticos de crecimiento, en buena medida por la debilidad del sector servicios. 
Tlaloc Puga
03 noviembre 2014 23:56 Última actualización 04 noviembre 2014 5:5
Etiquetas
supermercado

El IGAE reportó una desaceleración en las actividades terciarias en México, como el comercio. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La falta de confianza de los agentes económicos le está pegando a la actividad productiva, que crecería 2 por ciento este año, es decir, el mínimo del rango proyectado por el Banco de México (Banxico), 2 a 2.8 por ciento.

Analistas consultados por El Financiero describen que el resultado del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE) de agosto reveló una desaceleración sustancial de las actividades terciarias, que contribuyen con más de 60 por ciento del valor de la economía, al contraerse 0.24 por ciento frente al mes previo, su descenso más profundo en 12 meses, sobre datos ajustados por estacionalidad.

Así, la economía acumula un crecimiento de apenas 1.8 por ciento en los primeros ocho meses del año contra igual lapso de 2013, lo que modera la perspectiva de un considerable repunte de la economía en la segunda mitad del año y orilla a los especialistas a actualizar sus previsiones.


Recientemente han sido siete instituciones financieras las que han reducido su proyección de crecimiento económico para 2014 y entre ellas promedian un avance de 2.3 por ciento, desde el 2.5 por ciento que anticipaban previamente.

Los ajustes más abruptos los dio JP Morgan y BofA, bajando 40 puntos base sus vaticinios. El primero a 2.3 por ciento y el segundo a 2.2 por ciento. En esta nueva ola de recortes, Banamex ajustó de 2.6 a 2.4 por ciento; al igual que UBS, Barclays, CI Banco y BX+.

AVANCE LENTO

Carlos Capistrán, economista en jefe para México de BofA, dijo que la caída en las exportaciones petroleras, las crecientes preocupaciones por la inseguridad y un impulso fiscal menor a lo esperado, han disminuido la velocidad a la cual se recupera la economía.

Rafael Camarena, economista senior de Santander, dijo que el sector servicios mostró debilidad en agosto, la cual de continuar en septiembre, orillaría a una baja en su proyección de crecimiento para este año, de 2.5 por ciento, a 2.2 por ciento.

El gasto público en infraestructura todavía no se refleja sustancialmente, mientras que los consumidores están muy cautelosos, por lo que estos son los principales riesgos a la baja para este año, señaló.

“Dada la tendencia actual de las cifras económicas probablemente observemos una alta tasa de crecimiento en el último cuarto del año”, indicó Alejandro Cervantes, economista senior de Banorte-Ixe.