Economía

Analistas reducen expectativa del PIB a 2.3% en América Latina

La revisión a la baja fue resultado de un recorte en el pronóstico anual de Argentina y las proyecciones en México, Chile y Venezuela.
Diego Elías 
16 abril 2014 11:19 Última actualización 16 abril 2014 11:19
Consumo

[Bloomberg] Se extienden los efectos del tono de Banxico en su anuncio de política monetaria.

La encuesta mensual de Latin Focus arrojó que en el mes de abril las perspectivas sobre el crecimiento económico de América Latina continúan descendiendo desde hace un año. En esta ocasión los panelistas redujeron la expectativa del PIB de la región para 2014 a 2.3 por ciento frente al 2.5 previo y el 2.6 por ciento previsto para 2013.

De acuerdo con el reporte, la revisión a la baja fue resultado de un recorte considerable en el pronóstico de Argentina, así como en las proyecciones de México, Chile y Venezuela. En el caso de México, los especialistas ahora esperan que en el presente año la economía mexicana crezca 3.1 por ciento desde 3.2 por ciento.

Cabe mencionar que las perspectivas no se modificaron en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú, mientras que las estimaciones mejoraron para Uruguay y Paraguay. Recordemos que en el reporte de marzo 7 de las 11 economías en donde se recopila información los pronósticos de crecimiento económico fueron inferiores.


Ahora bien, para 2015 los encuestados auguran que el ritmo de expansión será de 3.0 por ciento, derivado de la fuerte demanda mundial y las reformas estructurales que algunos países de la región han puesto en práctica.

Para este año los panelistas han observado riesgos a la baja a corto plazo para las perspectivas mundiales en las últimas semanas, consecuencia de una serie de factores como la posibilidad de que la economía china podría desacelerarse, las tensiones geopolíticas en Ucrania y el aumento de las preocupaciones sobre el estado de la recuperación económica de Japón.

Respecto a México, los encuestados señalaron que los datos de enero mostraron que la economía tuvo un débil inicio del año, sin embargo los indicadores más recientes sugieren que la recuperación del país podría estar en marcha.

Y es que el superávit de la balanza comercial en febrero fue mayor a lo anticipado, debido al fuerte crecimiento de las exportaciones y en marzo el indicador manufacturero IMEF subió a 52.7 puntos, el nivel más alto en 19 meses.

Por último, el pasado 21 de marzo la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) presentó ante la Secretaría de Energía la llamada lista de la Ronda Cero de los campos petroleros en la que le gustaría continuar en funcionamiento, una vez que el mercado de la energía está abierto a la inversión privada. Los panelistas calificaron esta medida como el primer paso concreto para poner fin a 75 años de monopolio de la paraestatal.