Economía

Analistas prevén recorte de tasa de referencia del Banxico

12 febrero 2014 4:27 Última actualización 23 mayo 2013 15:52

[Bloomberg]Inflación bajaría a partir de junio. 



Notimex
 
El Banco de México (Banxico) adoptaría un tono más flexible en su próxima reunión de política monetaria prevista para el 7 de junio y optaría por un posible recorte de la tasa de referencia en su reunión del 12 de julio.

Lo anterior, por la convergencia de mediano plazo al objetivo inflacionario, una postura monetaria relativa a la política laxa en las principales economías y una moderación del crecimiento económico en México, estimaron analistas del grupo financiero Ve por Más.

Refieren que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una caída de 0.35 por ciento en la primera quincena de mayo.

Según los especialistas, las presiones inflacionarias que se generaron por los precios de agropecuarios y el desliz del precio de la gasolina se disiparán, tal como adelantan algunos datos.

Argumentan que de acuerdo con la Secretaría de Economía (SE), en la semana del 13 al 17 de mayo, los precios de diferentes productos del campo registraron caídas importantes, entre ellos la zanahoria, de 4.9 por ciento; el tomate verde, de 33.9 por ciento; la calabacita, de 28.4 por ciento, y el limón de 23.1 por ciento.

Cifras de la Secretaría de Agricultura refieren menores precios en los principales commodities, por lo que se prevé que al finalizar el año, la inflación se encontrará en 3.99 por ciento, dentro del objetivo del Banxico.

Para Banamex Citi, en términos anuales, el principal impulsor de la inflación provino del componente no subyacente, principalmente del aumento de los precios de energía, que alcanzó 8.34 por ciento anual desde 6.31 por ciento anual; en particular, por el gas natural y las gasolinas.

Asimismo, el grupo financiero prevé que el reciente informe de inflación apunta un pico en la inflación general en mayo para empezar una tendencia a la baja a partir de junio.

Ello, derivado del cambio de ponderador del subíndice de electricidad (que pasó de 3.56 por ciento en la metodología anterior a 2.81 por ciento con la nueva), con un impacto de 12 puntos base con carácter temporal o transitorio.

Este cambio implica un impacto menor sobre el INPC de reducciones de las tarifas de verano en abril y mayo, y por tanto una mayor inflación en esos meses, aunado al efecto inverso que se generará con el retiro de las tarifas de verano al final del año.

Banamex anticipa que persista la caída en algunos productos como el tomate verde, y mantiene su pronóstico para finales de 2013 en 3.6 por ciento para este indicador.