Economía

Analistas no descartan un recorte en la tasa de fondeo

12 febrero 2014 4:53 Última actualización 29 abril 2013 7:54

[Cuartoscuro] Podría hacerse para para retirar el exceso de dinero en circulación y desactivar su impacto sobre la inflación. 


 
Marcela Ojeda / Eduardo Jardón
 
Pese a que el Banco de México (Banxico) decidió mantener en 4% la tasa de fondeo interbancario, es posible que en el corto plazo la reduzca, coincidieron analistas.
 
Destacaron que en su anuncio de política monetaria del viernes pasado (26 de abril), la junta de gobierno parece poner sobre la mesa factores que podrían justificar un recorte.
 
Para analistas de BBVA Research, el banco central está comunicando al mercado los factores que podrían motivar un relajamiento en su postura monetaria.
 
"Esto es, un escenario en el que la inflación general se ubique por debajo de 4% -con un componente subyacente cercano a 3%-, y una significativa caída de la actividad económica en Estados Unidos durante el segundo semestre del año, lo que podría ocasionar más relajamiento monetario en todo el mundo.
 
"Dado que el comunicado resultó prácticamente en línea con las expectativas del mercado, el movimiento de los activos locales obedeció a factores externos. En general, atribuimos al comunicado cierto tono de relajamiento", agregaron, al subrayar que la pausa monetaria tiene espacio para un recorte hacia delante, en caso de ser necesario.
 
A su vez, analistas de Banamex señalaron que, como era de esperarse, en su anuncio de política monetaria, el Banxico presentó un tono acomodaticio y un discurso inflacionario relajado. Lo anterior, no obstante que en el último párrafo del comunicado refleja un balance de riesgos neutral para la inflación, "dado que explícitamente no presentó un balance de riesgos".
 
Para especialistas de Casa de Bolsa Banorte Ixe, "a juzgar por el comunicado que acompañó la decisión, no percibimos un riesgo inminente de otra baja de tasas, aunque el tono de la junta de gobierno resultó bastante dovish"; es decir, más dirigido a una reducción de la tasa de interés. Esto, agregaron, al mencionar la desaceleración del crecimiento tanto a nivel global como nacional, sentando las condiciones para un recorte si la inflación cede.
 
Esterilización
 
Para Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays Capital en México, la mayor preocupación del banco central es que los riesgos a la baja para la actividad económica pudieran ser mayores a lo esperado.
Coincidió en que la política denotada por el Banxico en su comunicado es más dovish que hawkish -con sesgo restrictivo-, destacando su disposición a ajustarla, si en el resto del mundo continúan las políticas monetarias acomodaticias, en un contexto de débil crecimiento económico internacional y sin presiones inflacionarias.
 
Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank en México, destacó que el Banxico ya no hizo alguna referencia explícita que sugiera el sesgo en su próximo movimiento de política monetaria. Indicó que con ello se abre la posibilidad de restringir o flexibilizar la postura monetaria, de acuerdo con la evolución de las condiciones económicas, y según lo juzguen conveniente.
 
Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody's Analytics, mencionó que el banco central ha comenzado a retirar dinero en circulación, con lo cual se neutraliza el relajamiento monetario reciente, el que ocurrió en un mal momento, ya que la inflación iniciaba una tendencia al alza.
 
En su opinión, con esta acción las autoridades empezaron un proceso de esterilización monetaria para retirar el exceso de dinero en circulación y desactivar su impacto sobre la inflación. Con esto, dijo, se demuestra que la política monetaria puede hacerse restrictiva sin tener que subir la tasa de interés.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.