Economía

Estiman que bancarización de México crecerá al 60% para 2026

Un estudio realizado por BMI Research asegura que el acceso a los servicios bancarios aumentará debido a servicios impulsados por la tecnología, como la banca móvil. 
Leticia Hernández
27 octubre 2017 15:32 Última actualización 27 octubre 2017 16:21
Tarjeta de crédito, banca. (shutterstock)

Tarjeta de crédito, banca. (shutterstock)

La banca móvil, la aparición de nuevos oferentes de servicios financieros con la ayuda de la tecnología y los cambios de la reforma financiera, serán los motores para que la penetración bancaria en México crezca del 44 al 60 por ciento en la próxima década y se ubique entre las más altas en América Latina, según proyecciones de BMI Research.

“Al final de nuestro periodo de pronóstico en 2026, debido a una mejora considerable, la penetración bancaria medida por los activos totales como porcentaje del PIB se mantendrá entre las principales economías de América Latina”, señaló Jesse Wheeler, analista de riesgo en BMI Research en Nueva York.

Explicó que las proyecciones para la tasa de crecimiento de los activos del sector bancario de México lo colocan a la mitad de lo que se vislumbra crecerán otras economías latinoamericanas importantes durante la próxima década.

Sus proyecciones indican que de aquí al 2026 el sector bancario mexicano promediará un 11 por ciento de crecimiento de activos año con año, en comparación con el 8.1 por ciento en Colombia y el 17.4 por ciento en Argentina.

“Nuestras perspectivas favorables de crecimiento para México se fundamentan en las reformas del sector bancario promulgadas en 2014 como los principales impulsores del aumento de la penetración del sector bancario en la próxima década”, dijo.

Las reformas de 2014 tienen por objeto reforzar las instituciones reguladoras, la promoción de la competencia, mejorar la seguridad, la reducción de costos, la inducción de préstamos a las empresas pequeñas y medianas empresas y el fortalecimiento de las leyes de quiebra.

Además, la aparición de prestamistas de microfinanzas, cooperativas de crédito, banca móvil, que también ayudarán a extender los servicios financieros a la gran población no bancarizada de México.

“Aunque esperamos incertidumbre en torno a la renegociación del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) y las elecciones de 2018 presentarán vientos en contra al crecimiento de los activos en el corto plazo, se compensará con una aceleración general de la actividad económica en 2019 y 2020”, dijo.

Según el análisis de BMI Research, una firma de Fitch Ratings, el crecimiento del sector bancario mexicano se desacelerará este 2017 ante la incertidumbre que hará que inversionistas limiten su endeudamiento comercial.

Sin embargo, en 2018 podrá retomar su ritmo de crecimiento con un repunte en sus activos totales y préstamos otorgados de 9.5 y 9.0 por ciento, respectivamente, conforme el Banco Central reduzca sus tasas de interés en respuesta a una inflación que irá ajustándose a la baja, expone el reporte proporcionado a El Financiero.

Si bien México ha mantenido una baja penetración del sistema bancario entre su población comparado con pares de América Latina como Brasil, en donde los activos de la banca superaron el 123 por ciento en 2016, la firma de análisis estima que esa diferencia se reduzca gradualmente conforme bajen las tasas de interés al consumidor y surtan efecto otras medidas que ayudarán a desarrollar al sector de la banca comercial.

Sign up for free