Economía

Analistas dan por hecho que Banxico subirá tasa de interés

En su reunión de hoy, Banxico podría decidir aumentar su tasa de interés, el primer incremento que haría en poco más de 7 años y que podría acabar con el interés mínimo de 3 por ciento de la tasa de fondeo actual.
Daniel Villegas/Leticia Hernández
16 diciembre 2015 23:59 Última actualización 17 diciembre 2015 11:37
banxico

Para analistas, el alza de tasas por parte de la Fed ayudaría a estabilizar la depreciación del peso. (Bloomberg)

El Banco de México hoy tendrá su reunión sobre política monetaria, en la que decidiría aumentar su tasa de interés objetivo en 25 puntos base, según el consenso de analistas.

Este aumento acabaría con el interés mínimo de 3 por ciento en que se encuentra la tasa de fondeo y sería el primero que realiza la institución en poco más de 7 años, que se da en un contexto de inflación históricamente baja, que se ha mantenido pese a un tipo de cambio que se ha devaluado casi 20 por ciento en lo que va del año.

Gabriel Lozano, economista en jefe de J.P. Morgan en México, dijo que aunque Banxico tiene un objetivo único, que es mantener el nivel inflacionario estable, la institución “ha comunicado que hay que monitorear muy de cerca a las condiciones monetarias de Estados Unidos, o en otras palabras el diferencial en las tasas de interés. México debería de mantener la relación que existe actualmente, dadas la interconexión comercial y financiera con el país del norte. El banco central quiere evitar un riesgo de salida de capitales.”

FOCOS
* Analistas esperan que la tasa de objetivo de Banxico llegue a 4% en 2016 y que se realice un alza cada dos reuniones.

* De las 30 economías más importantes únicamente seis bancos centrales han realizado aumentos en sus últimas decisiones.

* Banxico utilizó por primera vez una tasa de interés objetivo en enero del 2008, su mayor nivel fue de 8.25%.

Eugenio J. Alemán, economista senior de Wells Fargo Securities, considera que “si la economía de Estados Unidos sigue creciendo, la economía de México seguirá creciendo” e identificó que el problema de México descansa en el precio del petróleo “Y eso no va a cambiar. El gobierno y la economía se tendrán que ajustar los cinturones”, dijo.

Gabriel Casillas, director de análisis económico en Banorte-Ixe, explicó que este primer incremento es crucial. “Creo que este evento es tan importante que el banco central tiene que seguir al Fed mañana (este jueves) y con ello, en el futuro, podría desligarse de los movimientos en EU, la verdadera variable que lo permitiría es el tipo de cambio”.

“Este (incremento) debería ayudar a estabilizar la depreciación del peso y el impacto será menor. La clave para México es la reacción de los tipos a largo plazo de la deuda pública de Estados Unidos. Si el bono a 10 años sube por encima del 2.5 por ciento será signo de precaución, si sube por encima del 3 por ciento, de peligro”, comentó al respecto José Carlos Díez, economista español.