Economía

Analistas ajustan
al alza pronóstico de crecimiento económico para 2015

La mejora en los sectores agropecuario y de servicios fue uno de los factores que ayudó al pronóstico de crecimiento de la economía mexicana para 2015, puesto que éste avanzó por primera vez en 20 meses.
Daniel Villegas
02 diciembre 2015 0:8 Última actualización 02 diciembre 2015 5:5
DF

El pronóstico para la economía mexicana para 2015 creció por primera vez en 20 meses. (Bloomberg)

El consenso de analistas económicos consultados por el Banco de México ajustó al alza sus pronósticos de crecimiento económico para este año. Según las estimaciones, la economía mexicana avanzará 2.44 por ciento, por arriba del 2.29 por ciento de la encuesta anterior.

Es la primera vez en 20 meses que el consenso sube sus perspectivas de crecimiento para México. No obstante desde marzo de 2014 a noviembre de este año la estimación del PIB para 2015 se ajustó a la baja en 1.48 puntos.

Mario Correa, director de estudios económicos de Scotiabank, argumentó que este aumento está básicamente explicado por el mayor dinamismo de la economía en el tercer trimestre del año “nosotros tenemos un estimado de 2.5 por ciento para 2015”.

Arnoldo López, economista principal de BBVA Bancomer, coincidió con que el ajuste se debe principalmente al buen dato del tercer trimestre. Destacó que el sector agropecuario y de servicios han sorprendido al alza. “En general estamos viendo crecimientos en este último sector de 3.2 por ciento. La manufactura se había estado rezagando pero ahora se ha mostrado con un mayor crecimiento”.


CONTRASTAN SECTORES
Correa explicó que debido a que algunos resultados económicos no fueron muy sólidos a los largo del año las revisiones a la baja en las previsiones de crecimiento económico fueron constantes.

“Hay muchos contrastes al interior del de los sectores que dan forma al PIB, pues aunque el sector minero, particularmente en lo referente a petróleo se ha contraído, el sector servicios está creciendo a un buen ritmo, lo que da señales sobre un consumo interno sólido”, dijo.

Para el cuarto trimestre de este año los analistas prevén un crecimiento de 2.33 por ciento, y para el primer cuarto de 2016 se espera una expansión de 2.41 por ciento.

Se estima que en el transcurso del próximo año la marcha de la actividad económica mejorará paulatinamente, hasta llegar a un avance de 2.95 por ciento en el último trimestre.

Los encuestados por el banca central volvieron a ajustar a la baja su proyección para el crecimiento de los precios al consumidor.
En noviembre estimaron que en 2015 la inflación acumulada se incrementará 2.40 por ciento, mientras que octubre esperaban que sería de 2.66 por ciento.

“Estimamos que el nivel de los precios se incrementará 2.4 por ciento en 2015, pero tenemos un sesgo a la baja que posiblemente podría llevarlos a 2.3 por ciento. Para 2016 estimamos que esta tendencia de inflación baja se mantendrá y se ubicará en 3.3 por ciento anual”, detalló López.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó recientemente que hasta la primera quincena de noviembre los precios al consumidor acumularon un incrementado en 1.69 por ciento, lo que pone a este periodo como el de menor inflación del que se tenga registro.

NUEVAS PREOCUPACIONES
La encuesta reveló que por primera vez en más de un año el sector privado consideró a la inestabilidad política internacional como un factor que podría obstaculizar el crecimiento económico en México, aunque sólo cuatro por ciento de los analistas lo consideró.

“El panorama general se ve complicado, la economía se compone de tres factores: tendencias, que son las que estimamos con nuestros modelos, shocks externos que son impredecibles, como cuestiones climáticas o lo que está pasando entre Turquía y Rusia, y el último factor son las decisiones humanas, que se ejemplifica bien con la próxima decisión que tomará la Fed. En los próximos meses estos últimos factores serán determinantes y tendrán consecuencias económicas”, explicó Correa.

Para los encuestados, la debilidad del mercado externo y la economía mundial continúa como el primer factor que afectaría la expansión de la economía mexicana, llevándose este primer puesto por tres meses consecutivos, ahora con 23 por ciento de las respuestas. En segundo lugar también sigue la inestabilidad financiera internacional, con 17 por ciento de respuestas.

los analistas.