Economía

ANÁLISIS: Tasas de interés en México, en busca de validar un piso

01 febrero 2014 10:13 Última actualización 04 noviembre 2013 11:16

[El rendimiento de los Cetes probablemente presente un alza moderada en promedio. / Archivo]  


 
Esteban Rojas H
 
El potencial de baja en las tasas de interés en México parece haberse agotado, sobre todo para los plazos con un horizonte de vencimiento hasta un año, aunque también es posible que dicho comportamiento se pueda generalizar.
 
Las señales que apuntan en dicho sentido son de diversa naturaleza y no solamente comprenden factores de índole nacional.
 
En el plano externo, la liquidez generada por la Reserva Federal de los Estados Unidos no durará por mucho tiempo. La estimación dominante apunta a que el desmantelamiento de los estímulos iniciará en marzo del 2014.
 
Este escenario será más probable en la medida de que para esa fecha ya se hayan superado los problemas presupuestales y la economía muestre una inclinación a la recuperación.
 
Algunas señales de que los mercados han empezado a descontar un cambio en el rumbo de la Fed, se puede reforzar sobre todo en el caso de que la tasa instrumentos como el bono estadounidense a 10 años haya marcado piso en 2.48 por ciento. La otra estaría en el caso de que el dólar en el mercado internacional muestre una cierta inclinación al alza y se aleje paulatinamente de los mínimos observados desde principios de febrero.
 
En el plano interno, el mismo Banco de México pintó su raya, al decir que por el momento ya no estaría considerando una baja adicional en su tasa de referencia.
 
Otro indicador del menor margen para poder contar con tasas de interés todavía más bajas que las actuales estaría en mayores resistencia para que el tipo de cambio alcance cotizaciones por debajo de su soporte intermedio de 12.77 unidades, a lo que se sumaría un alza estacional en el crecimiento de la inflación.
 
El hecho de que las tasas de interés hayan alcanzado un piso o estén cerca de lograrlo no implica que se pueda dar un rebote considerable, dado que se mantiene todavía un bajo dinamismo de la actividad económica.
 
Los niveles alcanzados en algunos casos por el costo del dinero pueden justificar el aprovecharlos para contratar créditos o financiamientos a tasa fija.
 
En la subasta primaria de valores gubernamentales número 45 del año es posible que se observe una inclinación al alza en las tasas de interés. El rendimiento de los Cetes probablemente presente un alza moderada en promedio. La tasa de bono M a cinco años, con vencimiento en junio del 2022, podría incrementarse cerca de 0.23 puntos, a 5.02 por ciento, en tanto que la tasa del Udibono a 10 años se puede elevar alrededor de 0.10 puntos, a 2.12 por ciento.