Economía

ANÁLISIS: Instrumentos de cobertura contra inflación vuelven a brillar

01 febrero 2014 7:33 Última actualización 06 diciembre 2013 16:27

[Instrumentos como los Udibonos han adquirido nuevamente mucha popularidad. / Bloomberg] 


 
Esteban Rojas H
 
 
 
El ritmo de crecimiento de la inflación corre el peligro de desbordar el tope máximo de tolerancia establecido por el Banco de México (Banxico) en los próximos meses, lo que ha provocado que instrumentos como los Udibonos vuelvan a tener atractivo.
 
 
Algunos participantes del mercado de deuda nacional, como los extranjeros, han estado incrementando gradualmente la participación en sus portafolios de instrumentos que sirven de cobertura contra la inflación.
 
 
De acuerdo con las últimas cifras publicadas por Banxico, el saldo de la tenencia de los residentes en el exterior en udibonos paso de 86 mil 313 millones de pesos el pasado 24 de septiembre a 96 mil 913 millones el 27 de noviembre del presente año.
 
 
La recuperación de la demanda en instrumentos de cobertura contra la inflación se debe principalmente a la posibilidad de que el crecimiento de los precios al consumidor - que tradicionalmente se da de manera estacional al final de cada año - se pueda extender y profundizar debido a los efectos que tendrán las modificaciones fiscales recientemente aprobadas, las cuales entraran en vigor en el arranque del 2014.
 
 
A lo anterior se debe sumar el incremento de dos pesos al boleto del metro en el Distrito Federal.
 
 
Otra prueba de fuego será el efecto que tendrá el alcanzar una mayor tasa de crecimiento de la economía, sobre el nivel general de precios.
 
 
El panorama en su conjunto, puede estar generando una mayor probabilidad para que en el próximo año, el crecimiento de la inflación pueda intentar ubicarse por arriba del 4 por ciento.
 
 
Es posible que el próximo reporte sobre la inflación correspondiente a noviembre confirme la presión de alza a tasa anual en los precios al consumidor.
 
En descargo, habría que mencionar que las expectativas de inflación para el mediano y largo plazo por el momento continúan ancladas, al considerar que  se mantendrá dentro del objetivo fijado por el instituto central.
 
 
En lo internacional, al parecer las fluctuaciones en los precios permanecerán acotadas, debido entre otras cosas, al bajo crecimiento económico y a la debilidad en los precios de las materias primas.
 
 
Para la subasta primaria de valores gubernamentales número 50 del año, es posible que se registre un resultado mixto.
 
 
El rendimiento de los Cetes puede mostrar pocos cambios, aunque a plazo de un año es posible que experimente una alza.
 
 
En tanto, la tasa del denominado bono M a 10 años, probablemente suba alrededor de 0.38 puntos, mientras que la tasa del Udibono con un horizonte de vencimiento de 30 años podría experimentar una marginal variación.