Economía

ANÁLISIS: Inflación en rango de tolerancia de Banxico

10 febrero 2014 4:56 Última actualización 22 julio 2013 11:38

[Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
La burbuja inflacionaria en México se sigue diluyendo, al volverse a colocar, por segunda vez consecutiva, por debajo del 4.0%. Este comportamiento da margen de maniobra al instituto central para el manejo de la política monetaria, aunque puede ser insuficiente para inducir una baja en la tasa de referencia en lo que resta del año.
 
El miércoles, el INEGI publicará el Índice Nacional de Precios al Consumidor donde es posible esperar un incremento cercano a 0.20% en la primera quincena de julio. En tanto que la subyacente, que excluye a los elementos más volátiles, puede aumentar alrededor de 0.15%.
 
De cumplirse el pronóstico quincenal, el indicador general de la inflación puede rondar el 3.74% a tasa anual, la más baja desde finales de febrero y la segunda ocasión que se coloca por debajo del rango máximo de tolerancia del Banco de México.
 
Otra muestra de las menores presiones inflacionarias, lo constituye el hecho de que el indicador subyacente puede registrar una nueva marca mínima histórica, al ubicarse probablemente en alrededor de 2.70% a tasa anual en la segunda quincena del presente mes.
 
El comportamiento de los precios ha absorbido bastante bien el debilitamiento del peso observado particularmente en mayo y junio. El riesgo de contaminación de este fenómeno se ha reducido notablemente, debido a la recuperación de la moneda nacional en lo que va de julio.
 
Por otro lado, el peligro de una inflación importada es bajo, debido al lento crecimiento de los precios al consumidor observado en las principales economías y al castigo de los precios de las materias primas.
 
Un tanto lo que nubla el avance en la disminución de la inflación, es que se da dentro de un contexto de bajo crecimiento económico. Contener las presiones inflacionarias en un ambiente de esta naturaleza no resulta demasiado complicado. La prueba de fuego será cuando la economía crezca a mayor velocidad, al mismo de que se trata de mantener al aumento de los precios dentro del parámetro establecido por Banxico.
 
En otro frente, en la subasta primaria de valores gubernamentales número 30 del año, a efectuarse mañana, es posible que se registre un resultado mixto.
 
El rendimiento de los cetes puede presentar en promedio un movimiento de baja, particularmente en el plazo de un año.
 
La tasa del bono M, con un horizonte de vencimiento a 30 años, posiblemente experimente una alza de 0.14 puntos.
 
Finalmente, el Udibono a 30 años probablemente registre una disminución de 0.18 puntos.
 
De disminuir la tasa del Udibono podría estar marcando la posibilidad de un freno en su caída en la demanda y su posterior mejoría en la medida de que se acerca el aumento estacional de la inflación de fin de año y las implicaciones que pudiera tener, sobre el comportamiento de los precios, una reforma fiscal.
 
Hasta el próximo martes.