Amplio respaldo al nuevo tratado con EU y Canadá
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Amplio respaldo al nuevo tratado con EU y Canadá

COMPARTIR

···

Amplio respaldo al nuevo tratado con EU y Canadá

Aunque el USMCA fue respaldado por políticos y empresarios de forma generalizada, un tema que aún queda pendiene es la exención arancelaria a las importaciones impuestas por EU a México y Canadá.

Daniel Blanco
02/10/2018

A pesar de que el acuerdo comercial alcanzado en América del Norte fue respaldado por políticos y empresarios de forma generalizada, un tema que aún queda pendiente es la exención arancelaria a las importaciones de acero y aluminio impuestas por Estados Unidos a México y Canadá, la cual sería resuelta en los siguientes 60 días, coincidieron funcionarios del gobierno actual y del entrante.

Los presidentes de México, Canadá y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto, Justin Trudeau y Donald Trump, elogiaron este lunes a través de redes sociales y comunicados, el pacto comercial alcanzado entre sus países.

"La modernización del acuerdo comercial entre México, Canadá y EU concluye 13 meses de negociaciones y logra lo que nos propusimos al inicio: un acuerdo ganar-ganar-ganar", comentó Peña Nieto en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) aumentó la confianza del mercado y es positivo para los perfiles crediticios de los tres países, destacó este lunes Moody’s Investors Service.

En tanto, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, detalló que durante los próximos dos meses se trabajará en crear una propuesta que pueda desaparecer los aranceles de 10 y 25 por ciento al aluminio y acero, respectivamente, antes de la consolidación del acuerdo comercial a finales de noviembre. “Hemos puesto en la mesa que no podemos llegar a una firma sin llegar a una solución en este tema, porque sería ilógico que hubiera una agresión arancelaria que no fuera resuelta, estamos hablando de un universo de comercio relativamente bajo, menos de dos por ciento del comercio total”, expuso.

Guajardo agregó que “es una cuestión de principios, y nuestra idea es trabajar en los próximos dos meses para poner sobre la mesa una solución y que desaparezcan”.

“Creo que antes de la firma (lo quitaríamos), la firma es en noviembre, y tenemos dos meses para trabajarlo, y para los canadienses también es un tema muy importante”, añadió el secretario de Economía.

Jesús Seade, negociador del Acuerdo Estados Unidos, México y Canadá del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, también se pronunció al respecto.

“No es parte del tratado, es algo que fue negociado por el secretario Guajardo, pero no es parte del tratado. No estamos sacando esa concesión como parte del Acuerdo, queda el compromiso de negociar esta cuestión en los próximos meses y esperemos llegar a una solución antes del cambio de gobierno”, expuso en entrevista con El Financiero.

Moisés Kalach, jefe del consejo consultivo de negociaciones internacionales del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), coincidió.

“Para nosotros el tema de la Sección 232 de acero y aluminio sigue pendiente, pero como dijimos, tenemos un compromiso de que esto se resuelva antes de la firma del acuerdo, entonces tenemos pocos meses”, indicó en entrevista.

Para Seade, el nuevo acuerdo comercial hace a Estados Unidos más proteccionista, pero eso puede representar oportunidades que pueden aprovecharse.

“En primera instancia, eso, a mí como economista, me parece que crea oportunidades para México, porque si la región, en su totalidad, sube un poco más de tamaño las bardas que la rodean y los de afuera le quieren vender a Estados Unidos y no pueden, van a querer invertir en otro lado, adentro de la región. ¿En dónde? En la región más competitiva”, señaló.

Por otra parte, Seade Kuri consideró que un área ganadora para México con el acuerdo es la laboral.

“Tenemos ahora el Capítulo y un Anexo en esta área que refleja la dirección de la política laboral en la que ha estado enfocado el presidente electo López Obrador, como la libertad sindical y los derechos fundamentales de los trabajadores bajo la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Agregó que esta área del acuerdo fue “totalmente dictada por México, que nos gusta y que da una señal a nuestro país, a empresarios y a todas las fuerzas productivas de la importancia que le damos a la evolución y dirección correcta de las prácticas laborales y sindicales. Es algo metido al tratado por decisión de nuestro país. Es un área importante de ganancias”.

En el tema de los “de mínimis” consideró positivo que se redujera de 50 a 100 dólares, pero añadió que esperan que este tema “no le cueste muchos recursos fiscales a la Secretaria de Hacienda”.

“Esa era la mayor preocupación, es un aspecto que le preocupa al actual y al futuro gobierno; se llegó a un acuerdo que consideramos razonable”, apuntó.

Explicó que “el tema fue muy controversial, fue una negociación muy dura, en la negociación bilateral se había quedado en 100 dólares desde 50, que para México seguía siendo complicado y ahora en el cierre con Canadá llegamos a una nueva formulación que nos da términos aún un poco más fáciles, que es de 50 dólares en cuanto a otro tipo de cargo, pero no el IVA, y para otros cargos se puede ir hasta 150 dólares canadienses, que es el nivel que se acordó con Canadá. Es decir, se trata de una cosa complicada, pero con la que México puede vivir. Esperemos que no le cueste muchos recursos a la Secretaría de Hacienda”.

 Con información de Ixel González, Mariana León y Diana Nava

Placeholder block