Economía

No usar Ampliación del Canal de Panamá, la nueva era en el comercio

A un mes de la inauguración del Canal de Panamá, te contamos por qué el proyecto de más de cinco mil millones de dólares y nueve años de construcción revolucionará el comercio mundial.
Bloomberg
25 mayo 2016 10:22 Última actualización 13 julio 2016 0:17
Canal de Panamá

(Tomado de Micanaldepanama.com)

Un siglo después de transformar los mercados mundiales, el Canal de Panamá está a punto de revolucionar el comercio mundial nuevamente.

Nueve años de obras de construcción, a un costo de más de cinco mil millones de dólares, han equipado al canal con un tercer conjunto de esclusas y canales de navegación más profundos, mejoras cruciales que duplicarán la capacidad del istmo para transportar cargas entre los océanos Atlántico y Pacífico.

Cuando las nuevas esclusas se abran para recibir tráfico por primera vez a fines de junio, las repercusiones se sentirán desde las terminales de gas de Asia a los establecimientos rurales de las Grandes Llanuras y puertos desde Miami a Long Beach y Santiago.

La inauguración coincide de manera fortuita con un aumento en la producción estadounidense de gas natural que ha llevado a las empresas de shale a buscar nuevos mercados exportadores.

La mayor profundidad de los canales permitirá que pasen los gigantescos buques tanques que transportan gas natural licuado, reduciendo once días y un tercio del costo del típico viaje de ida y vuelta al Lejano Oriente.

Los mercados de Chile a China también serán más accesibles para las empresas petroleras de toda América mientras que millones de toneladas de remesas de contenedores provenientes de Asia podrían dejar de utilizar los puertos de los Estados Unidos y optar por atracar en cambio en la Costa del Golfo o la costa este.

El crecimiento previsto ha dado lugar a una infinidad de obras de dragado y construcción por valor de varios miles de millones de dólares en los puertos de los Estados Unidos, el Caribe y América del Sur, que buscan sacar tajada del auge del tráfico.

1
Centro de distribución

 

Canal de Panamá

Panamá también apuesta a convertirse en un centro de distribución para los fabricantes mundiales y planea sumar espacio para más de 5 millones de contenedores de carga adicionales.

“En torno a él se van a desarrollar numerosos servicios de buques de enlace”, dijo en entrevista telefónica Moses Kopmar, analista de Moody’s Investors Service en Nueva York.

“Lo que va a hacer es básicamente liberar a una enorme proporción de la flota mundial en cuanto a que tendrá la posibilidad de atravesar el canal”, dijo Kopmar.

La ampliación no resolverá todos los problemas del canal. Si bien triplica el tamaño de los buques de carga que puede recibir, Panamá seguirá sin poder acoger a los portacontenedores o los petroleros más grandes. Es más, su tráfico dependerá del estado de la economía mundial más que de sus dimensiones, según Kopmar.

Pero la ampliación era crucial, aseguran los especialistas de la industria, para un país que corría el riesgo de que su ruta de transporte marítimo perdiera relevancia si no crecía para recibir a las embarcaciones cada vez más grandes que se prefieren hoy día.

El canal, que transportó unos 340 millones de toneladas de carga en el año fiscal que terminó en septiembre pasado, representa aproximadamente el 6 por ciento del comercio mundial total.

: