Economía

América Latina debe unirse en cadenas de valor globales: BID

La capacidad de la región para participar en redes internacionales de producción se ve obstaculizada porque se encuentra muy rezagada respecto a Europa y Asia, según el Banco.
Notimex
27 octubre 2014 16:15 Última actualización 27 octubre 2014 16:15
Contenedores Comerciales

[En España las exportaciones han aumentado de 20 a 35% de su PIB para convertirse en un importante competidor en exportación. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- Los países latinoamericanos deben convertirse en socios fiables en cadenas globales de valor para impulsar sus exportaciones y diversificarlas en productos más sofisticados, consideró el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En un nuevo estudio, el organismo multilateral explica que las cadenas globales de valor son un modelo de industrialización mediante el cual los países se unen a redes internacionales de producción, en lugar de desarrollar cadenas domésticas completas.

Refiere que muy pocos países de la región aprovechan los beneficios que ofrece la organización internacional de la producción, como las transferencias de conocimientos y tecnología que los fabricantes suelen compartir con proveedores de países en desarrollo.


Señala que la capacidad de la región para participar en las cadenas globales de valor se ve obstaculizada porque se encuentra muy rezagada respecto a Europa y Asia, en cuanto a capacidad logística, infraestructura física de puertos y aeropuertos, así como en tecnologías de información y comunicaciones (TIC).

Estos son elementos vitales para el buen funcionamiento de los métodos de manufactura ajustada que prefieren los principales fabricantes internacionales, añade el BID en el estudio “Fábricas sincronizadas: América Latina y el Caribe en la era de las cadenas globales de valor”.

Además, apunta, América Latina y el Caribe están retrasados frente a otras regiones en materia de reducción de trabas regulatorias y en la adopción de acuerdos de libre comercio, que permitan racionalizar y reducir los costos de las transacciones internacionales.

En ese sentido, abunda que mientras el promedio de las exportaciones de un país europeo incluyen alrededor de 39 por ciento de su valor en insumos de otras naciones, por ejemplo, la proporción en América Latina es de solo 22 por ciento.

“La aparición de las cadenas globales de valor brinda a los países en desarrollo la oportunidad de ingresar a nuevos ámbitos de negocios sin verse obligados a dominar cada aspecto de la producción del bien final”, dijo el economista líder del sector de Integración y Comercio del BID y coordinador del estudio, Juan Blyde.

Sin embargo, para aprovechar plenamente este fenómeno es vital el mejoramiento de la infraestructura de transporte y logística, así como la facilitación de los negocios, subrayó el especialista.

El estudio revela que si América Latina y el Caribe moderniza el transporte y la logística hasta alcanzar niveles similares a los de la Unión Europea, la región puede atraer 20 por ciento más de Inversión Extranjera Directa (IED) asociada con cadenas de valor.

Además, los países que comparten acuerdos de integración regional profundos con países socios tienden a atraer 12 por ciento más de IED relacionada con cadenas de valor que los países sin acuerdos.

Estima que el fortalecimiento del Estado de derecho puede hacer que los países se tornen más atractivos para las firmas internacionales que desean radicar una parte de su producción en América Latina, donde son necesarios 733 días para hacer cumplir un contrato, en lugar del promedio de 389 días en Asia.

En el libro se examinan estudios de casos de empresas en las ramas de la aeronáutica, automotores, informática y agroindustrias de Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica y México, que se unieron a cadenas de valor mundiales.

Asimismo, se formulan recomendaciones de política sobre la forma en que los gobiernos y las empresas pueden fomentar otros encadenamientos de esta índole.

“Fábricas sincronizadas: América Latina y el Caribe en la Era de las Cadenas Globales de Valor”, es la publicación emblemática anual del Sector de Integración y Comercio del BID, dedicada a la reducción de los costos del comercio exterior en la región.