¿Amas el queso crema? Estas 9 granjas mexicanas lo hacen posible
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Amas el queso crema? Estas 9 granjas mexicanas lo hacen posible

COMPARTIR

···

¿Amas el queso crema? Estas 9 granjas mexicanas lo hacen posible

El proyecto de los nueve establos, impulsado por Mondeléz México, tiene un valor de mercado aproximado de 270 millones de pesos al año.

Alba Velasco
06/08/2018
Actualización 06/08/2018 - 15:02
Las vacas son animales muy sensibles que cualquier cambio en su rutina o alimentación afecta la calidad de la leche que producen.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Alicia Anaya es originaria de Lagos de Moreno Jalisco, se consideraba citadina hasta que un día, a sus 42 años, decidió hacerse cargo de un rancho ganadero que su padre había comprado hace años y que ni él ni sus hermanos querían administrar más.

“Mis hijos ya estaban grandes y pues yo no sabía nada de llevar un rancho y mucho menos de hacerlo producir, pero me animé y poco a poco lo hicimos crecer”.

Conformado por 360 vacas, el establo de Alicia es uno de los nueve que proveen 45 millones de litros de leche al año, unos 120 mil litros por día, a que Mondeléz México haga su famoso queso crema Philadelphia.

El proyecto farmers que la empresa impulsa en México desde hace siete años consiste en garantizar a los granjeros seleccionados un contrato anual, para que ellos inviertan en tecnología y mejoras estructurales en sus propiedades, garantizando así la calidad de la leche que producen.

Placeholder block
Alicia Anaya con una de las crías en su establo de Lagos de Moreno, Jalisco.Fuente: Alba Velasco

“Nosotros (Mondeléz México) compramos el 80 por ciento de la leche que utiliza para el queso Philadelphia a estos nueve farmers porque cuidan que se mantenga una calidad superior; fue muy difícil encontrar a productores que tuvieran la tecnología, la calidad y la visión de emprendedores”, dijo César Vela, líder del proyecto farmers de Mondelez en entrevista a El Financiero.

“La receta del queso crema es muy sencilla es leche y crema, cultivos lácticos y sal, todos son productos frescos y de alta calidad y los farmers mexicanos son quienes nos proveen esos productos”, agrega Vela.

Los estándares que deben cumplir son leche con mínimos de grasa de 3.6, proteína de 3.2, lo que alcanza un máximo de sólidos totales de 12.4, para ello se requiere de una alimentación balanceada, muy cuidado el ganado, que no tengan estrés, que están cómodas.

El proyecto de los nueve establos tiene un valor de mercado aproximado de 270 millones de pesos al año.

Placeholder block
Los sistemas de ordeña de los establos que forman parte del programa de Mondeléz.Fuente: Alba Velasco

Vacas felices, leche de más calidad

Suena sencillo, pero producir leche con la calidad requerida para ser parte del programa farmers implica mucho trabajo ya que las vacas son unos animales sumamente sensibles.

“Las vacas tienen que estar cómodas, sin calor, con camas suaves, con espacio suficiente para moverse, zonas de sombra que mantengan su alimento fresco y éste de ver balanceado, son revisadas por un veterinario y un nutriólogo, ya que cualquier cambio en su rutina las estresa y producen menos leche y con menos calidad”, explica Alicia.

Además del cuidado de las vacas es importante invertir en tecnología para monitorear la calidad de la leche de cada animal.

Gerardo Andrade, además de un amante y excampeón nacional de charrería, es uno de los farmers más grandes en producción del programa, ha apostado por un sistema inteligente que le indica si alguna vaca tiene algún cambio en la calidad de su producción.

Placeholder block
Gerardo Andrade ha apostado por la innovación para aprovechar al máximo su granja.Fuente: Alba Velasco

Toda la ordeña, explica Andrade, es 100 por ciento mecánica y cada vaca tiene su propia identificación de tal manera que el ordeñador puede saber cuál es la vaca que está ordeñando de manera específica, qué producción de leche tuvo ese día y en algunos casos la sala de ordeña tiene instalados unos sensores de conductividad, con lo cual se puede determinar si la leche tuvo algún cambio de algún parámetro físico-químico que indique que alguna esté en celo o si tiene algún problema que impacte en la calidad de la leche.

En las nueve granjas la leche de la ordeña pasa de inmediato a la enfriadora, de los 36 grados que se obtiene la leche pasa inmediatamente a dos o tres grados con lo que se limita el crecimiento de la bacteriología, es una tecnología a nivel industrial y no todos los establos de México cuentan con ella.

Así que la próxima vez que disfrutes de un queso crema, recuerda que detrás de su calidad hay productores mexicanos.