Economía

Alza de precios en el orbe genera más optimismo

Los temores de una espiral inflacionaria a nivel mundial parecen haber cesado, ya que los costos de las materias primas y la reducción de las tasas de desempleo en Europa motivan a diversos bancos centrales.
Bloomber
18 octubre 2016 22:40 Última actualización 19 octubre 2016 5:0
La estrategia petrolera de Arabia Saudita

Los precios de la energía contribuyen en gran medida a la volatilidad de los precios al consumidor. (Archivo)

La Navidad podría haber llegado temprano para los bancos centrales de algunas economías avanzadas.

Las fuerzas deflacionistas han disminuido en medio de unos precios de las materias primas en alza y mejoras sostenidas en el mercado laboral, que han contribuido a una reciente ola de ventas en muchos bonos soberanos de los mercados desarrollados. Las peticiones de que la política fiscal expansiva anime el crecimiento en el futuro también han ayudado a cambiar el estado de ánimo.

Un aumento de los precios de las materias primas –la mejor prueba es que los precios de salida de fábrica de China están aumentando por primera vez en casi cinco años– ha calmado los temores de una inminente espiral deflacionista mundial.

economía

Dado que los precios de la energía contribuyen en gran medida a la volatilidad de los precios al consumidor, la decisión de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de reducir sus objetivos de producción ha sido un componente esencial detrás del rebote en las medidas de compensación inflacionaria.

Los contratos de futuros para el próximo mes del Brent y West Texas Intermediate han ganado más de un 12 por ciento desde el 27 de septiembre.

Mientras tanto, las tasas de desempleo en la zona euro y Reino Unido continúan con su tendencia a la baja, un testimonio de la rigidez de los mercados laborales que avisa de las presiones inflacionarias mientras se producen, al tiempo que Estados Unidos ha añadido una media de más de 200 mil puestos de trabajo al mes durante sus últimos 12 informes de nóminas no agrícolas.

Esta caída de las fuerzas deflacionistas ha llevado a los operadores a reducir algunos de sus avisos más pesimistas de que en Estados Unidos la inflación se sitúa persistentemente por debajo del objetivo.

“Es interesante que en los últimos meses, el aumento del punto de equilibrio de la inflación refleja principalmente una disminución en la probabilidad de una inflación por debajo del objetivo”, escribió el analista de Goldman Sachs Group Inc. Daan Struyven. “Estimamos que las probabilidades implícitas en el mercado de que la inflación caiga por debajo del 1.25 por ciento se han reducido en aproximadamente 10 puntos porcentuales desde mediados de junio”.

Por supuesto, en el caso del Reino Unido, el movimiento alcista en la compensación inflacionaria se acentúa por la depreciación de la libra.