Economía

Alza al salario mínimo, sin impacto en empleo

Expertos vaticinan que para el 2017 no se presentarán afectaciones a los planes de contrataciones de las empresas debido al incremento al salario mínimo.
Zenyazen Flores
04 diciembre 2016 22:28 Última actualización 05 diciembre 2016 5:0
Cartera con billetes.

El aumento salarial es parte de una política más amplia para promover el mercado interno. (El Financiero)

El aumento al salario mínimo no tendrá un efecto negativo en los planes de contratación en las empresas con miniasalariados ni impulsará una migración de informales al sector formal, señaló Thomas Wissing.

El director de la Oficina para México y Cuba de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indicó en entrevista con El Financiero que un alza al mínimo no necesariamente es el atractivo principal para que se dé la migración a la formalidad.

“Puede haber ese efecto pero sobre todo el atractivo para los que migran son las otras prestaciones de la formalidad, no tanto el salario en sí mismo (...)”, dijo al término de la Entrega del Distintivo Empresa Incluyente 2016, “Gilberto Rincón Gallardo”.

Anotó que la formalidad tiene un costo sobre todo para las empresas, en tanto el trabajador podría estar sujeto al pago de impuestos, “muchos van a preferir quedarse en la informalidad porque no solamente por un aumento formal —al salario— van a migrar, van a medir en su conjunto las prestaciones a cambio y el pago de impuestos”.

Wissing expuso que el alza al minisalario significa el inicio de la recuperación del salario como instrumento de política de protección laboral para los grupos asalariados en el escalón más bajo.

Añadió que el aumento salarial es parte de una política más amplia para promover el mercado interno y la capacidad adquisitiva de los trabajadores para que no sólo puedan adquirir la canasta básica sino paulatinamente llegar a niveles mayores de ingreso, lo que es una señal positiva para la economía.

Por separado, el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete previó que con el aumento al salario mínimo, esta variable recupere 15 por ciento de poder adquisitivo durante los primeros cuatro años del sexenio.