Economía

Altos niveles de las deudas frenarán el crecimiento

Los elevados niveles de deuda serán un lastre que cargarán los mercados emergentes, ya que superaron el 215% del PIB en el primer trimestre del año, reveló el Institute of International Finance.
Jassiel Valdelamar
14 junio 2016 22:29 Última actualización 15 junio 2016 5:0
Coordenadas: El fondo de la debilidad del peso

La deuda total a través de las 20 economías de mercados emergentes analizadas se ha incrementado en 3 billones de dólares. (Archivo)

El alza de los niveles de deuda en los mercados emergentes representa una preocupación significativa a nivel global, ya que hay señales de deterioro de la calidad del crédito, menores rentabilidades de las empresas y un bajo crecimiento de la productividad.

De acuerdo con el Institute of International Finance (IFF), a pesar de algunos signos de mejora en las perspectivas de crecimiento de las economías emergentes para la segunda mitad del año, los altos niveles de deuda probablemente serán un lastre para el crecimiento en muchos mercados emergentes en los próximos años.

“La deuda total en los mercados emergentes superaron el 215 ciento del Producto Interno Bruto en el primer trimestre de 2016, impulsado en gran medida por el sector de sociedades no financieras”, indicó el reporte.

La deuda total a través de las 20 economías de mercados emergentes analizadas se ha incrementado en tres billones de dólares desde los tres primeros meses de 2015, superior a los 52 billones de dólares registrados en el primer trimestre de 2016.

A través de los mercados emergentes, la deuda total con respecto al Producto Interno Bruto ha aumentado más de 20 puntos porcentuales en China, Argentina, Brasil y Arabia Saudita desde el primer trimestre de 2015, mientras que Israel, Turquía, Hungría vieron un ligero descenso de las ratios de deuda.

La deuda en moneda local de las empresas en mercados emergentes subió, pues el IFF estima que los pasivos de las sociedades no financieras se incrementaron en alrededor de dos billones de dólares desde el primer cuarto de 2015, subiendo a más de 26 billones de dólares en los tres primeros meses de 2016.

El alza fue enteramente en deuda en moneda local, mientras que los pasivos en moneda extranjera bajaron.