Economía

Alertan de incremento desmedido en precios de lácteos

12 febrero 2014 4:49 Última actualización 01 abril 2013 9:20

[Cuartoscuro] Producir 1 litro de leche cuesta 7.30 pesos, sin considerar los gastos de internación y transporte. 



Héctor A. Chávez Maya
    
Productores de leche alertaron que el aumento desmedido del precio internacional del lácteo en polvo -que en la última subasta (finales de marzo) rebasó los 5,200 dólares por tonelada, contra los 4,000 dólares con los que cerró en 2012-; esto podría repercutir en el precio al consumidor final, sin que esta alza represente una ventaja para el sector primario.
 
El aumento de 30% se debe a la caída de la producción de Nueva Zelanda -uno de los mayores productores y exportadores del ramo a nivel mundial- derivada de la sequía que provocó que se suspendiera la lactancia antes de tiempo y que incluso generó el sacrificio de miles de vacas por no tener forma de alimentarlas.
 
Lo anterior significa que 1 litro de leche (para los productores) puede alcanzar un valor de 7.30 pesos por litro, sin considerar los gastos de internación y transporte al país, más el agregado de agua que requiere el proceso de rehidratación, mientras que a los productores mexicanos les pagan un promedio de 5.60 pesos por litro.
 
Para Álvaro González Muñoz, dirigente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche, el precio que rige el mercado internacional es calificado como real, es decir que en México producir un litro de leche cuesta 7.30 pesos, con la advertencia de que este valor no considera el subsidio que normalmente otorgan los países excedentarios de leche.
 
A nivel nacional, el rezago en los precios se hizo notorio con el aumento en los costos de producción, lo que aunado a la competencia desleal de las importaciones de leche en polvo y las compras de fórmulas lácteas, se perfilan como los problemas a vencer por los lecheros, si logran permanecer en la actividad productiva.
 
El precio por litro presenta un atraso de 2 años y no se considera equitativo, frente al alza generalizada de los insumos y de los propios animales de reposición, señaló.
 
Lo que paga la industria es equivalente al precio de 2011, y lo grave es que mientras al productor en los últimos 14 años sólo le subieron 1.62 pesos por litro, el consumidor tiene que pagar un aumento de 8 pesos.
 
Mayor demanda
 
Vicente Gómez Cobo, presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos Lecheros (ANGLAC), dijo que la afectación en lo inmediato será para empresas como Liconsa, que importa 35% de lo que procesa, y para algunos subproductos como la leche en polvo descremada, yogur y quesos, que podrían repercutir en el consumidor.
 
Sin embargo, reconoció que también se abre la puerta a los productores para que haya una mayor demanda de la producción nacional.
 
Advirtió que la demanda mundial de lácteo ha ido aumentando y el pronóstico es que durante los próximos 10 años se va a elevar entre 50 y 80%, debido al incremento poblacional y del ingreso de poblaciones como China, y eso "esperamos que haga que la demanda del producto nacional sea mayor".
 
El dirigente estimó que la producción nacional de leche se ha estancado en los últimos años en 10,700 millones de litros anuales, debido a los altos costos y a que el consumo nacional no ha subido.
 
Ahora con los precios internacionales se presenta la oportunidad para que durante los meses de primavera-verano no haya sobrantes del producto nacional, porque al estar cara la leche importada las empresas van a comprar toda la nacional.