Economía

Alemania y Gran Bretaña lideran la recuperación económica de Europa

10 febrero 2014 5:19 Última actualización 23 agosto 2013 11:37

[Las cifras alemanas reflejaron un aumento de la actividad de construcción/Bloomberg] 


Reuters
 
LONDRES  - Alemania confirmó el viernes que registró su mayor nivel de expansión económica en más de un año en el segundo trimestre, mientras que Gran Bretaña revisó al alza su crecimiento al mismo ritmo.
 
Aunque la recesión todavía acecha a muchas de las grandes economías de Europa, como Italia, España y Holanda, analistas dijeron que los datos británicos y alemanes mostraron que al menos dos de los motores de crecimiento de la región están avanzando a buen ritmo.
 
La sólida demanda doméstica generó un incremento trimestral del 0.7% en el Producto Interno Bruto alemán en el segundo periodo, en línea con la tasa de crecimiento vista en el primer trimestre del 2012.
 
La economía británica se expandió a similar ritmo que la alemana, igualando el crecimiento registrado en el tercer trimestre del año pasado, gracias a un repunte de la actividad a nivel general.
 
Las señales de robustez económica también han generado comentarios más positivos de los jefes de bancos centrales de la región, que han sugerido que el nivel de las tasas de interés se mantendrá bajo por algún tiempo.
 
Las cifras alemanas reflejaron un aumento de la actividad de construcción después de un invierno severo, el fuerte apetito de las firmas por máquinas y equipos y un saludable consumo privado.
 
"La composición del crecimiento es muy buena. Está siendo impulsado por una fortaleza interna, lo que es bueno para Alemania y la zona euro", dijo el economista Holger Sandte de la firma Nordea.
 
"También es positivo que las firmas estén invirtiendo más en equipos y que no estén tan indecisas siempre", agregó Sandte sobre los datos alemanes.
 
La zona euro logró dejar atrás una recesión de un año medio en el segundo trimestre.
 
Atención a tasas de interés 
 
Las autoridades también parecen estar más positivas. El consejero del Banco Central Europeo (BCE) Ewald Nowotny dijo el jueves en una entrevista que no veía razones para un recorte de tasas de interés en este momento.
 
Y el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, quien se prepara para las elecciones federales del mes próximo, dijo que estaba de acuerdo con la posibilidad de que el BCE eleve sus tasas de interés una vez que la economía mejore.
 
"Por sobre todo las tasas de interés bajas son una expresión de inseguridad sobre los mercados de deuda. Eso no puede durar para siempre, incluso si es un alivio para el presupuesto federal", dijo al diario financiero Handelsblatt.
 
El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo luego de una reunión sobre política monetaria el 1 de agosto que las tasas permanecerían bajas por cierto tiempo. El BCE ha basado sus "directrices a futuro" en el panorama de la inflación, que permanece bajo, y el débil crecimiento.
 
Esta semana, la publicación de sondeos sobre órdenes de gerentes de compra (PMI) confirmaron el sólido crecimiento de Alemania este mes, aunque sugieren que las compañías en la segunda mayor economía de la zona euro, Francia, todavía afrontan dificultades.
 
Analistas dijeron que eso difícil de conciliar con los datos preliminares divulgados la semana pasada, los cuales mostraron que la economía francesa creció un 0.5% en el segundo trimestre.
 
En Gran Bretaña, sin embargo, las señales de recuperación hasta el momento han sido menos ambiguas en los últimos meses.
 
"Parece como si la recuperación se estuviera haciendo más auto sostenible", declaró Philip Shaw, economista de la firma Investec.
 
Las acciones avanzaban tras la publicación de los datos, que además indicaron que la producción subió un sorpresivo 1.5% respecto del año previo.
 
Las exportaciones avanzaron a su ritmo más veloz desde fines del 2011 y la confianza de los inversores subió más rápido que el gasto de las familias, lo que apunta a un cambio hacia un crecimiento más equilibrado en una economía que había sido impulsada mayormente por el consumo doméstico e importaciones.
 
A fin de alentar el gasto y la inversión, el Banco de Inglaterra (BoE) dijo previamente este mes que no elevaría los costos de endeudamiento mientras que el desempleo continúe sobre el 7%, un nivel que según las estimaciones no sería recortado en al menos tres años.
 
No obstante, el umbral podría ser cruzado antes si la recuperación británica mantiene el impulso, y desde que el BoE ofreció directrices a futuro las cifras económicas han sido predominantemente positivas.