Economía

Alemania cree que zona euro puede lidiar con salida de Grecia

Según fuentes consultadas por la revista noticiosa Der Spiegel, tanto Angela Merkel como Wolfgang Schaeuble consideran manejable la salida de Grecia de la Euro Zona ya que otras naciones se encuentran rehabilitadas. 
Reuters
03 enero 2015 15:47 Última actualización 03 enero 2015 15:47
 [Ministro de Finanzas alemán es consultado sobre si Berlín buscaría soluciones más audaces a la crisis de deuda de la zona euro. / Reuters] 

[Ministro de Finanzas alemán es consultado sobre si Berlín buscaría soluciones más audaces a la crisis de deuda de la zona euro. / Reuters]

BERLÍN.- El Gobierno alemán cree que la zona euro ahora puede lidiar con la salida de Grecia si eso resulta ser necesario, informó el sábado la revista noticiosa Der Spiegel, citando a fuentes no identificadas del Gobierno.

Tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble creen que la zona euro ha implementado suficientes reformas desde el apogeo de la crisis regional del 2012 como para lograr que una salida de Grecia sea manejable, reportó Der Spiegel.

"El peligro de contagio es limitado debido a que se considera que Portugal e Irlanda están rehabilitados", dijo la revista noticiosa semanal, citando a una fuente del Gobierno.

Además, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate de la zona euro, es un mecanismo "efectivo" de rescate y ahora está disponible, agregó otra fuente. Los grandes bancos estarían protegidos por la unión bancaria.

No fue posible contactar al Gobierno alemán en Berlín para obtener comentarios.

Aún no está claro cómo un país de la zona euro podría dejar la moneda y seguir siendo parte de la Unión Europea, pero Der Spiegel citó a un "experto de divisas de alto nivel" diciendo que "abogados hábiles" podrían entregar claridad al respecto.

Según el reporte, el Gobierno alemán considera una salida de Grecia casi inevitable si el partido de oposición izquierdista Syriza, liderado por Alexis Tsipras, gana una elección prevista para el 25 de enero.

La elección griega fue convocada luego de que los legisladores no lograron elegir un presidente el mes pasado.

La votación enfrenta al partido conservador Nueva Democracia del primer ministro Antonis Samaras, que impuso impopulares recortes al presupuesto bajo el acuerdo de rescate de Atenas, contra el Syriza de Tsipras, quien quiere cancelar las medidas de austeridad y una porción de la deuda de Grecia.

Los sondeos de opinión muestran que Syriza tiene una ventaja sobre Nueva Democracia, aunque el margen se ha reducido a cerca de tres puntos porcentuales de cara a la votación.

El ministro de finanzas alemán ya ha advertido a Grecia sobre no alejarse del camino de las reformas económicas, diciendo que cualquier nuevo Gobierno debe apegarse a las promesas realizadas por la administración de Samaras.