Economía

Alemania, a las puertas
de la recesión, advierte el Bundesbank

El banco central alemán estima que para la segunda mitad del año la hasta ahora mayor economía de Europa reportará bajo o nulo crecimiento, agravando los problemas del bloque de 18 países y rayando de manera peligrosa la parálisis total.
Reuters
20 octubre 2014 7:58 Última actualización 20 octubre 2014 8:28
Bundesbank

Teniendo en cuenta los flojos pedidos y el ánimo pesimista entre las compañías, el panorama para el trimestre final del año es igualmente modesto. (Bloomberg)

FRÁNCFORT.- Alemania está en riesgo de acercarse peligrosamente a la recesión, aseguró su Banco Central en una proyección que predijo poco o nulo crecimiento económico en la segunda mitad del año.

Según el pesimista vaticinio del Bundesbank, la principal economía de la zona euro seguirá débil, agravando los problemas del bloque de 18 países, donde la economía ya se está ralentizando hasta acercarse a una parada virtual.

En su boletín mensual, el Bundesbank adelantó que habrá pocas mejoras en el débil desempeño alemán del último tiempo, señalando que el año terminará con una nota "modesta".


En los tres meses que van de abril a junio de este año, la producción económica germana se bajó 0.2 por ciento. Una nueva contracción en el tercer trimestre pondría a su economía en recesión.

"El resultado económico total debería estar al nivel del segundo trimestre o, incluso, ligeramente mejor", dijo el Bundesbank en referencia al tercer trimestre.

"Teniendo en cuenta los flojos pedidos y el ánimo pesimista entre las compañías, el panorama para el trimestre final del año es igualmente modesto", añadió.

El pobre desempeño de una economía considerada hace algún tiempo el último bastión del crecimiento en la región siguió así el camino de la segunda y tercera mayores economías del grupo: Francia e Italia. La primera está estancada y la última volvió a la recesión en el mismo periodo.

Esta situación podría provocar más llamados para que Alemania invierta para reactivar su economía.