Economía

Alemanes ocultan dinero ante derrumbe de secreto suizo

10 febrero 2014 4:24 Última actualización 07 septiembre 2013 0:5

[Distritos alemanes que limitan con Suiza hallaron en 2012 20 millones de euros no declarados. /Bloomberg / Archivo] 



Bloomberg. Los alemanes que evitaban impuestos mediante el recurso de tener dinero en Suiza ahora lo llevan a su país y lo ocultan en lugares extraños.

En momentos en que los bancos suizos son blanco de la represión internacional de la evasión impositiva, el gobierno quiere que el sector deje de administrar fondos no declarados.

La exigencia, sumada a casos publicitados como el del presidente del Bayern Munich, Uli Hoeness, al que se acusa de utilizar una cuenta suiza para evadir el pago de impuestos, y a la compra de datos de clientes por parte de funcionarios alemanes, ha atemorizado a los evasores y los ha lanzado a la acción, según agentes aduaneros.

“Un hombre de 72 años llevaba puesto un corsé de mujer con 150 mil euros ocultos en su interior”, dijo Markus Ueckert, un vocero del distrito aduanero alemán de Loerrach, uno de los tres que bordean Suiza. “Otro hombre llevaba dos pañales de incontinencia con casi 140 mil euros entre ambos”.

Británicos y alemanes no residentes podrían haber tenido 164 mil millones de francos (175 mil millones de dólares) de fondos no declarados en 2010, según una estimación de Booz Co. Desde entonces, en Alemania se presentaron más de 36 mil pedidos de amnistía impositiva. Quienes no quieren declarar sus fondos, están dispuestos a violar la ley que exige se declare en la frontera las sumas superiores a los 10 mil euros.

Los distritos aduaneros que limitan con Suiza detectaron el año pasado 20 millones de euros de dinero no declarado. En la ciudad fronteriza bávara de Lindau, cuyos funcionarios atraparon una vez a un hombre que llevaba 25 mil euros en una casa de pan de jengibre, se descubrieron el año pasado 2 millones de euros no declarados.

‘Caballería’ impositiva

“Dos jubilados llevaban dinero en los zapatos, y hubo un caso de dinero escondido junto a la batería de un auto”, dijo Harald Gabele, un vocero del distrito alemán de Singen. “Siempre hay casos de personas que llevan un cinturón de dinero oculto o que lo esconden en la ropa interior”.

La evasión de impuestos es un tema de campaña álgido ante las elecciones alemanas del 22 de septiembre. Peer Steinbrueck, candidato a canciller contra Angela Merkel, criticó la posición de Suiza durante un acto realizado el mes pasado. “No tengo problema en ensillar la caballería para combatir la evasión y la estafa impositiva”, dijo.

Los alemanes son el mayor grupo de turistas extranjeros en Suiza, y sus vacaciones significan acceso fácil a cuentas. No sólo millonarios como Hoeness y el ex máximo responsable ejecutivo de Deutsche Post AG, Klaus Zumwinkel, que en 2009 fue condenado por evasión de impuestos, pueden tener cuentas secretas.

Evitar el pago de impuestos es un “deporte nacional” que practican tanto los odontólogos como los conductores de taxi, dijo Frank Wehrheim, al describir en una entrevista de 2012 de Handelszeitung sus tres décadas como funcionario impositivo alemán.