Economía

Ajuste del FMI a las previsiones de crecimiento global

10 febrero 2014 4:44 Última actualización 10 julio 2013 6:27

[Bloomberg]


 
 
Marcela Ojeda Castilla
 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó su proyección de crecimiento para la economía mundial en 2013, de 3.3 a 3.1%.
 

En su tercera actualización del año de las Perspectivas Económicas Mundiales, advirtió que la debilidad de las economías de los mercados emergentes empañará las proyecciones, por el decepcionante crecimiento de las grandes economías de ese grupo; la agudización de la recesión en la eurozona, y la inesperada lentitud de la expansión estadounidense.
 
Para 2014, las estimaciones de avance del PIB mundial son de 3.8%, lo que significa una reducción de 0.2 puntos respecto de sus previsiones de abril.
 
Esta es la quinta revisión a la baja del crecimiento mundial desde 4.1% estimado por el FMI en abril de 2012, que pasó de 3.9 y 3.6% en julio y octubre del año pasado, a 3.5, 3.3 y 3.1% en enero, abril y julio de 2013.
 
El organismo redujo en 0.2 puntos porcentuales su previsión de crecimiento para la economía estadounidense frente a lo proyectado hace 3 meses, a niveles de 1.7 y 2.7% para 2013 y 2014, respectivamente.
 
El vocero del FMI, Olivier Blanchard, enfatizó que los riesgos de ayer siguen presentes, en particular la situación de Europa, la cual podría perdurar, y anotó que el crecimiento en China ocupa el primer lugar entre los nuevos riesgos.
 
 
Dijo que tras un incremento considerable de la inversión desde el inicio de la crisis, que fue financiada esencialmente por el sistema bancario paralelo, el gobierno chino tendrá que enfrentar una difícil decisión: O bien la inversión sigue siendo elevada con el riesgo de que la improductiva se pueda incrementar elevando a su vez los riesgos de crédito, o endurecer el crédito, con el riesgo de una disminución en el crecimiento económico, porque es poco probable que el consumo aumente rápidamente para compensar.
 
 
“Es una decisión difícil de tomar y por tanto, hay riesgos a la baja en cuanto al crecimiento en China”, apuntó.
Como segundo riesgo para la economía mundial señaló la 'Abenomics' -política económica del primer ministro de Japón, Shimzo Abe, que incluye más gasto público, expansión monetaria y reformas estructurales.
 

“Saber si Japón podrá usar las tres flechas: la flexibilización monetaria, el estímulo presupuestario y las reformas estructurales. La segunda flecha, el estímulo presupuestario debería complementarse por un plan de reforma a mediano plazo, y las reformas estructurales suponen unas reformas sustanciales.
 
 
“El riesgo es que los inversionistas se preocupen de la sostenibilidad de la deuda y por lo tanto exijan tipos de interés más elevados en los bonos japoneses. Por lo tanto esa sería una situación muy difícil para Japón en cuanto a sostenibilidad, y por tanto la ‘Abenomics’ estaría amenazada”, subrayó.
 
 
En cuanto al tercer riesgo, Blanchard refirió el retiro de la flexibilización cuantitativa en EU, con los inversionistas tratando de reajustar sus carteras, tanto dentro como fuera de la Unión Americana, “y por lo tanto hay excesos, perturbaciones puntuales y una elevada volatilidad”.
 

Sin embargo, precisó que se trata de un episodio de recuantificación y que a futuro, la volatilidad no necesariamente volverá a los niveles del pasado reciente, sino que incluso se irá reduciendo, aunque advirtió que no se pueden descartar otros ataques y preocupaciones de los inversionistas.