Economía

Ahora es turno de China para hablar de un 'momento Minsky'

El trabajo del economista Hyman Minsky ha sido evocado en momentos de turbulencia financiera, como en los 80 en Asia y la Gran Crisis de 2008. Ahora es turno de China.
Simon Kennedy
19 octubre 2017 12:53 Última actualización 19 octubre 2017 12:53
China economía (Shutterstock)

China economía (Shutterstock)

Han pasado casi dos décadas desde que el economista Paul McCulley acuñó la frase "momento Minsky" para describir la crisis financiera de Rusia.

Desde entonces, el trabajo del economista Hyman Minsky ha sido invocado regularmente para explicar los episodios de turbulencia en el mercado que afectaron a Asia a fines de la década de 1980 y luego a Estados Unidos y finalmente al mundo en 2007-08.

En pocas palabras, un "momento Minsky" es el colapso en los valores de mercado después del agotamiento de la expansión del crédito. La deuda puede acumularse en tiempos de crecimiento económico solo por un tiempo antes de una corrección, dice la teoría.

El académico estadounidense, Minsky, murió en 1996 antes de que su trabajo (Hipótesis de la Inestabilidad Financiera de 1992) pudiera convertirse en el tema de sombríos discursos de banqueros centrales, incluidos la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen y el gobernador del Banco de Inglaterra Mark Carney.

McCulley, que una vez trabajó para Pacific Investment Management, ha explicado cómo una vez que se alcanza el momento la toma de riesgos disminuye "con todas sus consecuencias" para los mercados y la economía.

Ahora son los chinos quienes están desempolvando sus libros de texto económicos después que el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, advirtiera contra una repentina caída del optimismo que podría desencadenar el colapso de los precios de los activos.

"Cuando hay demasiados factores procíclicos en una economía, las fluctuaciones cíclicas se amplificarán", dijo Zhou en un evento en el marco del 19º Congreso del Partido Comunista en Pekín.

"Si somos demasiado optimistas cuando las cosas van bien, las tensiones se acumulan, lo que podría derivar en una corrección brusca, lo que llamamos un momento Minsky. De eso es de lo que deberíamos defendernos en particular".

Esa fue una advertencia más explícita que la que hizo el domingo en Washington cuando Zhou dijo a las compañías chinas que habían asumido demasiada deuda y que debería haber menos apalancamiento financiero. La deuda total del país ya es dos veces y media el tamaño de su economía.

No es, sin embargo, la primera vez que Minsky se ha vinculado a China. En abril de 2016, dos informes de investigación separados citaron la amenaza, aunque llegaron a diferentes conclusiones.

Un informe publicado ese mes por el economista Jonathan Anderson, publicado por Gavekal, lo expresó en el titular: "El inminente momento Minsky de China". Describió cómo era probable que se produjera una crisis financiera y una grave recesión mundial para 2020.

Casi al mismo tiempo, economistas de Mizuho Securities Asia liderados por Shen Jianguang señalaron que muy altas tasas de ahorro, potencial para desarrollar sus mercados de capital, bajos niveles de deuda externa y un historial de resolución de crisis pasadas significan que el país puede evitar un momento Minsky.

Independientemente de quién tenga razón, Zhou advierte a los inversionistas en China que él está preocupado.