Economía

Agravamiento de crisis económica rusa acelera desaparición de bancos

Analistas consideran que barrer con los bancos débiles ayudaría a la economía a mejorar las prácticas de crédito, reduciendo la corrupción y aumentando la transparencia.
Bloomberg
16 abril 2015 10:24 Última actualización 16 abril 2015 10:24
Banco Central de Rusia

Banco Central de Rusia. (Bloomberg)

Cientos de bancos rusos desaparecerán conforme el agravamiento de la crisis económica y una limpieza por parte del banco central los obligan a fusionarse o cerrar.

Las tasas de interés altas y las sanciones por el conflicto con Ucrania están aplastando a los más de 820 prestamistas del país en momentos en que la gobernadora del banco central, Elvira Nabiullina, cierra bancos mal administrados o sub-capitalizados a un ritmo récord.

“Rusia ha otorgado licencias a demasiados bancos”, dijo Christopher Weafer, socio sénior en la firma consultora con sede en Moscú Macro Advisory. “Reducir la cantidad hasta 200 o 300 sería una medida muy positiva”.

Barrer con los bancos débiles ayudaría a la economía mejorando las prácticas de crédito, reduciendo la corrupción y aumentando la transparencia, dijo Weafer. También reforzaría la dominación de las empresas estatales más grandes, OAO Sberbank y VTB Group, dado que los clientes que buscan seguridad migrarían a dichas entidades. Mientras tanto, algunos prestamistas medianos dicen que están dispuestos a comprar a competidores, lo cual podría desatar una ola de acuerdos.

AO Alfa Bank, del multimillonario Mikhail Fridman quiere participar en la consolidación sumándose a los rescates de rivales en bancarrota, dijo el máximo responsable ejecutivo Alexey Marey en Moscú este mes. Vladislav Khokhlov, máximo responsable ejecutivo adjunto de PAO Promosvyazbank, el undécimo prestamista más grande de Rusia por activos, dijo que los próximos 18 meses estarán signados por acuerdos.

OPORTUNIDAD EN LA CRISIS

“El banco quiere participar y participará en transacciones de fusión y adquisición”, dijo Khokhlov, que se incorpora al consejo de administración con la responsabilidad de las fusiones. La firma desearía “incrementar considerablemente” su cuota de mercado en préstamos a consumidores y empresas pequeñas y medianas, dijo en una entrevista.

OAO Credit Bank de Moscú, que pospuso una oferta pública inicial el año pasado al agravarse el conflicto con Ucrania, podría ayudar a bancos en problemas.

“Nos va mejor que al mercado en cuanto a nuestro balance general”, dijo Roman Avdeev, que controla el décimo quinto banco más grande de Rusia. “¿Por qué, entonces, no aprovechar la crisis como una oportunidad?”

La economía se contraerá 4.1 por ciento este año, afectada por las sanciones y los precios más bajos del petróleo, mostró una encuesta de Bloomberg a economistas. Los bancos de Rusia triplicaron las provisiones para créditos dudosos en 2014 en tanto los incumplimientos de pago de las empresas e individuos crecieron, según cifras del banco central.

El nivel de nuevos préstamos disminuyó cuando el banco central aumentó más del doble su tasa clave el año pasado hasta 17 por ciento, antes de rebajarla dos veces este año hasta 14 por ciento. Por contraste, la tasa de referencia estadounidense de fondos federales es cercana a cero.

“La consolidación es indudablemente un imperativo”, dijo Igor Vayn, máximo responsable ejecutivo del banco de inversión Renaissance Capital. “Muchos de estos bancos son ineficientes, no pueden brindar un servicio de buena calidad y no ofrecen a sus clientes prácticas crediticias prudentes”. Predijo que el número de bancos puede llegar a caer hasta 100.