Economía

Agentes traspasan a 56% de trabajadores a afores de menor rendimiento

La Consar reportó que de los 1.2 millones de trabajadores con una cuenta individual se cambiaron de afore, 56 por ciento se enviaron a una administradora de pensiones de menor rendimiento.
Yuridia Torres
28 julio 2014 14:40 Última actualización 28 julio 2014 15:41
[Bloomberg] Otorga la autorización para continuar las operaciones de ahorro y préstamo a Caja Popular Comonfort. 

[Bloomberg] Otorga la autorización para continuar las operaciones de ahorro y préstamo a Caja Popular Comonfort.

CIUDAD DE MÉXICO.- En el primer semestre del año 1.2 millones de trabajadores con una cuenta individual se cambiaron de afore, de estos traspasos 56 por ciento se enviaron a una administradora de pensiones de menor rendimiento, informó la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Los traspasos reportados de enero a junio fueron superiores en 18.2 por ciento a los realizados en el mismo periodo del 2013 y se espera que al cierre de este año la cifra de traslados de cuentas supere la cantidad que se reportó en 2009 cuando se realizaron 2 millones 481 mil 014.

El órgano regulador de las afores detalló que de enero a junio, las operadoras de pensiones erogaron 3 mil 668 millones de pesos para gastos comerciales, cifra record en el sistema y que representó 2.6 por ciento más que el mismo periodo del año pasado.


En un año la fuerza de venta de las administradoras creció al pasar de 40 mil 044 promotores a 44 mil 567, en los últimos 12 meses estos agentes traspasaron 2 millones 307 mil 957 de cuentas por un monto de 285 mil millones de pesos, poco más del 50 por ciento de los cambios fue para enviarlos a una afore de menor rendimiento a la que se encontraban.

De acuerdo con las cifras de la Consar, los agentes promotores se concentran en traspasar trabajadores de una administradora a otra y no en la afiliación de nuevos trabajadores. En los seis primeros meses de este año sólo se registraron 870 mil 145 nuevas cuentas.

“Si bien la intensificación comercial que vive hoy el sistema de pensiones puede tener efectos positivos dado que fomenta una mayor competencia en el mercado, también es proclive a ocasionar efectos contrarios que pueden perjudican tanto al trabajador como al sistema”, informó la Consar.

Algunos efectos indeseables de una mayor intensidad comercial son: pérdida de valor en las pensiones de los ahorradores que se traspasan a afores con un menor rendimiento neto; puede desalinear los objetivos de inversión a largo plazo de las administradoras; un gasto comercial creciente desplaza al gasto en inversiones, indispensable para continuar generando rendimientos competitivos y además es un obstáculo para una mayor disminución de comisiones.

Además un excesivo gasto comercial eleva el gasto colectivo del sistema e inhibe una reducción más acelerada en las comisiones.