Economía

Agenda Mundial de Políticas requiere medidas integradas: FMI

Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional, destacó que aunque la economía global no está al borde del colapso, se requiere afianzar las perspectivas de mañana y colaborar para el futuro.
Leticia Hernández
16 abril 2015 10:30 Última actualización 16 abril 2015 10:31
Lagarde

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) (Bloomberg/Archivo)

Si bien hay ciertas señales positivas de cara al futuro, los riesgos macroeconómicos a nivel mundial han disminuido pero persiste y hay una desaceleración en el crecimiento económico por lo que la Agenda Mundial de Políticas requiere de un programa de políticas integradas orientadas a mejorar el crecimiento actual; afianzar las perspectivas de mañana y colaborar para el futuro, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La directora gerente del organismo, Christine Lagarde, destacó que no es que la economía global esté al borde del colapso. “Hay señales positivas de cara al futuro como el crecimiento de Estados Unidos, signos más fuertes de recuperación en la zona euro y Japón se pronostica mejore”.

Sin embargo, advirtió que hay países que se están desacelerando más que otros, existe gran diversidad entre los que sufren la reducción de precios de materias primas en comparación con los que importan. “Es un cuadro mixto. No es el colapso pero son riesgos en donde se deben tomar decisiones y contar con un juego de políticas públicas para abordarlos”, dijo.

En un contexto de crecimiento económico desacelerado y desigual entre los países, en medio de la disminución de los precios del petróleo, variaciones en los tipos de cambio y volatilidad en el mercado; la perspectiva de un nuevo mediocre crecimiento como pronósticos del mediano plazo, se ha marcado desde la última Agenda Mundial de Políticas (GPA por sus siglas en inglés), del Fondo Monetario Internacional (FMI) por lo que ahora la agenda tiene “Un enfoque hacia el trabajo conjunto para evitar que la “nueva mediocridad” se convierta en realidad”, expuso la directora gerente del organismo.

Al inaugurar las reuniones de Primavera del FMI y Banco Mundial, advirtió que mejorar el crecimiento actual no basta para reducir el desempleo y mejorar el ingreso real de las personas. Para este fin se requiere mantener vigentes la orientación monetaria acomodaticia y políticas fiscales de respaldo en la medida posible.

Ante el inminente aumento de las tasas de interés estadounidenses y las fuertes variaciones de las monedas, se requieren políticas proactivas para gestionar los riesgos y el creciente apalancamiento, sobre todo entre las empresas de mercados emergentes.

Para afianzar las perspectivas de mañana, el crecimiento potencial, ante una revisión a la baja de las tasas de crecimiento potencial, las medidas deben ser graduales y de acuerdo a las necesidades de cada país.

“Para mejorar tenemos que hacerlo juntos. La colaboración tiene que ser esencial para mejorar el crecimiento. Tenemos que seguir reformando el sistema monetario internacional para que sea más resistente y aprovechar el año 2015 como ocasión especial. Los objetivos de desarrollo sostenible y hacia el cambio climático son objetivos a largo plazo”, apuntó.